#SOSAMAZONÍA

869

La Cuenca Amazónica es el reservorio ecosistémico más grande del planeta. En el habitan alrededor de 500 pueblos indígenas quienes aún conservan un alto grado de identidad cultural con sus respectivos sistemas de gobernabilidad territorial y cohesión social

La Región de la Amazonia Colombiana alberga 64 Pueblos Indígenas establecidos en 26 millones de hectáreas titulados bajo la figura de Resguardos.  Históricamente estos territorios han padecido de manera estructural y sistemática un olvido y abandono estatal generando lo que la corte constitucional ha denominado un “estado de cosas inconstitucionales” que pone en riesgo la existencia cultural y física de los Pueblos .

El goce efectivo de los derechos constitucionales de los pueblos indígenas permanecen vulnerados dado las realidades sociales en cada uno de los territorios. Un derecho fundamental tan básico como el de la salud ha sido vulnerado casi que de manera recurrente sin que la institucionalidad correspondiente ejerza de manera eficiente este mandato constitucional.

En el marco de esta emergencia sanitaria producto del Covid-19, Viendo el preocupante panorama, responsabilizamos a los entes territoriales de Amazonas y Caquetá y al Gobierno Nacional quienes no han sido capaces a la fecha, ni aun con la emergencia de implementar en tiempo real y de manera coordinada un plan de contingencia para mitigar el avance de la pandemia. La pasividad, inoperancia y la incapacidad institucional, se suma a las precarias condiciones de recursos para la atención, infraestructura, dotación de medicamentos, talento humano y corrupción en el manejo de los recursos públicos, no garantiza una óptima ni adecuada atención a la población indígena.

Este urgente llamado de alerta que realizamos desde la OPIAC a los entes territoriales y al Gobierno Nacional son justificados si la lectura se hace desde un enfoque de derechos y no de servicio público. Hoy el goce efectivo de este derecho esta en jaque y lo que se requiere de parte de la institucionalidad gubernamental correspondiente son acciones contundentes de fondo que permitan con celeridad frenar y mitigar el avance de infectados en los territorios.  

Es así como expresamos nuestra voz de protesta y de rechazo frente al abandono institucional en la Región Amazónica. A la opinión publica declaramos que nos veremos obligados a demandar al Gobierno Nacional en instancias internacionales ya que consideramos que no ha tenido la suficiente voluntad política para cumplir con su respectivo mandato constitucional en este momento de crisis pandémica.

Compartir