RUEDA DE PRENSA EN EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO: LA CONSULTA SE RESPETA

191
Rueda de prensa 30 de Octubre 2018 en instalaciones de sede OPIAC.

Bogotá d. C., 30 de octubre de 2018

 

LA CONSULTA DEBE SER RESPETADA EN EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO

El pensamiento como un país basado en principios plurietnicidad y multiculturales ha sido, sin duda, un desafío complejo para el estado colombiano y los gobiernos que, desde la Constitución de 1991, han ejercido sus mandatos enmarcados en los principios contenidos en él.

Es precisamente en reconocimiento de las realidades humanas y territoriales de lo que en occidente se llama nación estatal y en nuestra visión del mundo se entiende de los ancestrales y territoriales como el propio sujeto; que es importante garantizar en la construcción de la política pública de planificación Y la delimitación de las prioridades del país se concentra en el plan nacional de desarrollo, los derechos fundamentales, como la consulta previa y el consentimiento previo, libre e informado, enmarcado en un ejercicio real, y la inclusión efectiva y sustantiva de los pueblos indígenas en él.

Más allá de entenderlo como una mera formalidad, los derechos fundamentales de la consulta previa, a pesar de su demonización, es sin duda una de las salvaguardias más importantes para la protección de los derechos humanos de los más de 102 pueblos indígenas de Colombia; su respeto implica La generación de normas amplias que permiten un marco de participación en el que se reconocen y respetan nuestras propuestas, entendiendo que tienden a nuestra supervivencia física y cultural y a la de toda la humanidad.

El Amazonas colombiano, reconocido en los ámbitos nacional e internacional como los “pulmones del mundo”, alberga a 64 pueblos indígenas con igual número de lenguas maternas en 6 DEPARTAMENTOS DEL PAÍS, con 48 millones de hectáreas, 6.4 % del bioma total y 178 reservas indígenas, es decisivo no sólo para nuestros pueblos, sino para el futuro de la especie; en el amazonas y en nuestros conocimientos ancestrales, encontramos el núcleo de la supervivencia de la humanidad.

Sin embargo, la amenaza latente para el derecho fundamental a la consulta previa, ejemplo por el proyecto de ley a través del cual se pretende regular, implica en la práctica su regresividad e ignorancia; para reclamar su normalización es negar que los pueblos indígenas tienen tantas prácticas como allí Son las visiones del mundo, por lo que los pueblos y las comunidades indígenas no están dispuestos a renunciar a nuestros derechos ni permitir que se rodó a expensas de nuestras vidas, de agua, de oxígeno, de la madre tierra y de su equilibrio natural y espiritual.

Es imposible no cuestionar el atraso histórico y la falta sistemática de cumplimiento de los acuerdos enmarcados en la materialización de las consultas anteriores de los anteriores planes nacionales de desarrollo; la situación que, en palabras del Tribunal Constitucional, genera un “déficit de protección”, Acelerando nuestra extinción física y cultural.

A partir de esta suposición, el debate sobre las políticas económicas y de desarrollo del país debe basarse en los enfoques que vienen de esa colombia ancestral, de la variada realidad de un país que, a pesar de la tercera posición en el mundo de la desigualdad, es absolutamente rico En la diversidad humana y territorial.

Esto es lo que pedimos al gobierno nacional encabezado por el presidente Iván Duque:

1. Generar los mecanismos necesarios para garantizar la consulta previa, promover la participación efectiva de las comunidades, las autoridades y los dirigentes; para la construcción de contribuciones e insumos que se tengan en cuenta para la consolidación del documento final del plan nacional de desarrollo

2. A fin de luchar por una capacidad de diálogo técnico y político que reconozca la diversidad cultural, la diferencia de pensamiento y las realidades locales y territoriales.

3. Promover un diálogo de alto nivel, desde el gobierno hasta el gobierno, entre las autoridades indígenas y el director del departamento de planificación nacional y el ministro del interior, con la participación de la oficina del defensor del pueblo, la oficina del fiscal general y la oficina del Ministerio del interior y el ministerio del interior. Oficina del alto comisionado de las naciones unidas para los derechos humanos en Colombia.

4. Solicitar la retirada del proyecto de ley a través del cual se pretende regular la consulta previa y dar continuidad a la hoja de ruta que se ha elaborado sobre el tema desde 2017.

Siempre estamos abiertos al diálogo respetuoso basado en la buena fe, dispuesto a seguir construyendo caminos que se transforman en el diálogo y el fortalecimiento de nuestra relación y reconocimiento mutuo, teniendo en cuenta como mínimo el carácter obligatorio de los derechos constitucionales y jurídicos y seguro que los compromisos Es una obligación del estado, a la cabeza del gobierno en el cargo.

!La consulta debe ser respetada!

Rueda de prensa 30 de Octubre 2018 en instalaciones de sede OPIAC.
Rueda de prensa 30 de Octubre 2018 en instalaciones de sede OPIAC
Compartir