Con este Convenio se estructuraría una Escuela permanente de formación para el liderazgo y la gobernabilidad en la Amazonía, con énfasis cultural y de protección ambiental y territorial.

La firma del Convenio para poner en marcha el proyecto de una Escuela permanente de Formación para el liderazgo y la gobernabilidad en la Amazonía colombiana, se llevó a cabo en un ambiente fraterno y de compartir perspectivas frente a la protección ambiental y la formación de líderes para la gobernabilidad. “Estoy Andando con grandes Palabras”, manifestó el Embajador Noruego Lars Vaagen, al recibir en su oficina a la delegación de la OPIAC y de haber conocido la perspectiva de los pueblos amazónicos en su acervo ambiental y cultural, gracias al cual conservan y protegen los territorios amazónicos en toda su riqueza biológica y ecológica.

La reunión se llevó a cabo en Bogotá el 24 de septiembre con el objetivo de firmar el Convenio entre la Embajada de Noruega y nuestra organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana - OPIAC, para estructurar y poner en marcha la “Escuela Permanente de Formación Política desde un enfoque cultural para garantizar el liderazgo y la gobernabilidad en la Amazonía Colombiana”.

En palabras de Clemencia Herrera, destacada dirigente amazónica, el propósito de este Proyecto busca que los pueblos indígenas y sus dirigentes se empoderen del gobierno local y adquieran a través de la formación, las aptitudes y capacidades para asumir los espacios de toma de decisión con idoneidad y así fortalecer el liderazgo en la región. “La Escuela además del enfoque cultural, es un espacio de formación integral en temas ambientales, temas de mujer, en temas del empoderamiento político, en temas de derechos de los pueblos Indígenas y el relacionamiento institucional con otras escuelas de formación e instituciones formadoras, y en general los temas que competen a la región Amazónica, para lo cual empezará con un diagnostico en el cual se recogerá la perspectiva y aportes de los abuelos para la estructuración de la Escuela”.

En el mismo sentido el señor Vaagen, indicó que la Escuela estará enfocada a la preservación de los bosques y la naturaleza y, a fortalecer la integridad cultural y la autonomía de los pueblos indígenas de la región Amazónica.

Durante la reunión también se socializó con la Embajada otros temas como los resultados del Taller REDD+  realizado la semana pasada en Bogotá en coordinación de OPIAC y la Coordinadora de organizaciones indígenas de la de la Cuenca Amazónica, COICA, en el cual la pretensión era retomar el diálogo con el Ministerio del Medio Ambiente, en el marco de las buenas relaciones de diálogo que se han tenido con el gobierno, para llegar a acuerdos y avanzar en lo que tiene con política pública.

También se le explicó a los altos dignatarios del país nórdico cómo en este proceso de interlocución han surgido escenarios como la Mesa Indígena Ambiental Amazónica y de Cambio Climático - MIAACC a partir de 2012, como un espacio de discusión técnica entre las entidades del Estado que trabajan el tema ambiental, es el caso del Ministerio del Medio Ambiente, las Corporaciones Autónomas Regionales - CAR, y algunas ONG que apoyan el tema, entre otras. Con este tipo de encuentros y escenarios lo que se quiere es “visibilizar los territorios indígenas como territorios de conservación que coadyuvan la mitigación del cambio climático”, explicó Jorge Villegas, secretario técnico de la MIAACC por OPIAC.

Villegas indicó que durante el taller se logró contrarrestar la propuesta de REDD+ indígena, frente a la propuesta estatal -empresarial conocida como REDD+ o REDD+ plus. “Nuestro interés de visibilizar los territorios indígenas en cuanto a REDD+ es que estos sean conservados; nosotros vemos nuestros territorios más allá del carbono, nuestra propuesta es integral y tiene en cuenta las necesidades de los pueblos indígenas, fundamentalmente la gobernabilidad territorial, mientras que REDD plus plantea la deforestación y degradación de bosques”, señaló. La anterior apuesta responde a una línea de trabajo de la OPIAC en el tema ambiental para lograr fortalecer y consolidar la gobernabilidad de los pueblos indígenas amazónicos y promover su bienestar integral.

Por último se socializó con el Señor embajador la estructura organizativa y administrativa de los pueblos amazónicos que van desde sus comunidades y autoridades tradicionales, hasta el proceso organizativo: donde se reconoce a la OPIAC como organización nacional y a la COICA como organización internacional, escenarios en los cuales mediante estas instancias siempre se ha exigido la participación e inclusión de los pueblos indígenas en la formulación y ejecución de programas o políticas públicas estatales en cualquier actividad o proyecto que se proyecte para Amazonía.

Uno de esos casos que causan preocupación en la OPIAC y a los pueblos indígenas amazónicos, es  la estrategia Visión Amazónica, con la cual el Estado a través del gobierno y la institucionalidad del país busca construir una visión en el desarrollo sostenible para la Amazonía y, que si bien aún no está en ejecución, no ha sido consultada con los pueblos de Amazonía. Frente a ello el señor embajador noruego planteó también su preocupación, ya que uno de los requisitos de la cooperación al gobierno colombiano para este tema, es que debe garantizar la participación e inclusión en el proceso, de los pueblos indígenas, en este caso los pueblos de la Amazonía colombiana.

Con el embajador se sostuvo el diálogo en cuanto a que no haya intermediarios para desarrollar actividades con pueblos indígenas en la Amazonía colombiana, “ya que queremos el ejercicio de la autonomía, esto no quiere decir que no necesitemos de otras instituciones, por supuesto que sí, pero siempre y cuando sea el pueblo y las organizaciones indígenas quienes den los direccionamientos”, así concluye la líder del Pueblo Uitoto, Clemencia Herrera.

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.