En ocasión a la celebración de los 18 años de nuestra Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana, OPIAC, su actual presidente Henry Cabría Medina, del pueblo Puinave, Guainía, quien lideró el Acto de conmemoración realizado en Mitú, el pasado 19 de abril, explica los principales temas que desarrolla la organización. También expone los retos, dificultades y perspectivas organizativas; entre otras, señala que es prioritario para la OPIAC el Programa de Garantía de Derechos y los Planes

de Salvaguarda contenidos en el Auto 004/2009 de la Corte Constitucional, por la suma urgencia de protección que ameritan los pueblos amazónicos y, cuya posibilidad de pervivencia está amenazada. 

¿Cuáles son los principales temas que trabaja la OPIAC en estos momentos?

Hay varios temas importantes, pero lo que resaltamos y esperamos en esta coyuntura es hacer realidad los 96 acuerdos que este gobierno suscribió, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo, con los pueblos indígenas, específicamente avanzar en los programas y proyectos para la región Amazónica, ese es nuestro referente. Otra prioridad es convertir en políticas públicas para los pueblos indígenas los mandatos de la Honorable Corte Constitucional, contenidos entre otros en los Autos 092 de 2008 y 004/2009, y ahí viene el tema de Planes de Salvaguarda y el Programa de Garantía de Derechos, que se convierta en realidad, no podemos seguir de foro en foro, de taller y taller, las comunidades más que nunca necesitan resolver el tema social y económico en nuestros pueblos. Otro tema muy importante es la salud que hoy es una situación dramática para todos los pueblos indígenas y queremos que esa situación también se resuelva. 

También está el tema de posicionamiento, estamos en una etapa de coyuntura, en la que la OPIAC con su dirigencia y equipo ha venido posicionando y resaltando diferentes temas, que eso nos hace comprometer más cada día para que eso se traduzca en visibilizar nuestra problemática que afecta hoy en día a la región Amazónica. 

***

Uno de los propósitos de la OPIAC, es propiciar la articulación entre pueblos indígenas y el Estado para aplicar políticas en temas como salud (articular con la medicina ancestral) la educación, consulta previa… ¿Cómo se avanza en este propósito desde la OPIAC? 

Uno de los temas en los que hemos coincidido con las organizaciones indígenas del país, es que existe la necesidad de una reorganización de la institucionalidad por parte del Estado, porque no tiene una capacidad de respuesta, eso ha sido un debate interesante a nivel del alto gobierno con las organizaciones indígenas y creemos que ahí está la posibilidad de ver la aplicación de los programas tanto de educación, salud y otros temas. 

Hasta ahora no hay una adecuada institucionalidad para atender las particularidades de nuestros pueblos, por eso se habla del enfoque diferencial, pero este no puede ser sólo un discurso de los funcionarios públicos, el enfoque diferencial no puede ser un argumento solo para devengar salarios, si no un mecanismo para que el Estado de una respuesta clara, certera para cada uno de los pueblos indígenas de acuerdo a sus necesidades. 

¿Cuáles son los retos o preocupaciones de los pueblos amazónicos? 

Hoy vemos que la posibilidad de pervivencia de los pueblos indígenas está amenazada, por muchos intereses, por la extracción de los recursos naturales que existen grandes reservas en nuestros territorios y, que hoy, son afectados por la explotación ilegal, eso entendemos y lo conocemos; también por la planificación misma a largo plazo sobre los proyectos de vida de cada pueblo, que hoy se traduce sólo en la voluntad política de un funcionario público, pero que no debe ser ese su fin, por ello sí creemos que el mayor reto, el mayor desafío del movimiento indígena colombiano es que los programas y los proyectos para los pueblos indígenas se transcriban en la institucionalidad, en la política que debe implementar el Estado colombiano y no que estén sujetos a unos planes de desarrollo o de gobierno. 

***

Con la Constitución del 91 se obtuvo el reconocimiento de un cúmulo de derechos y de la diversidad cultural, en 1996 los pueblos indígenas ganaron ante el Estado los escenarios de concertación directa, luego vienen todos los Autos y sentencias de Corte Constitucional amparando los derechos indígenas y judicializando su cumplimiento, pero ¿cómo ve la OPIAC el nivel de implementación de esos derechos por parte del Estado?   

Plantearía que hay muy pocos avances. Tenemos que ser sinceros, con nuestra situación a nivel de la implementación de los derechos adquiridos en la constitución del 91, hay muy pocos avances, ha habido más bien retrocesos, hay obstáculos, hay trámites que uno no entiende, no sabemos por qué en nuestras regiones hay trabas para solucionar diferentes problemáticas, cuando se planteaba que lo social primaba por encima de todas las cosas en materia de ejercer política de Estado; eso nos conlleva también a que necesariamente tenemos que ser más propositivos, ser más creativos para que la institucionalidad que no sirve, que no funciona, algún día cambie. 

¿Algunos logros o dificultades, a destacar, de la OPIAC?

Sin duda las mayores dificultades son las comunicaciones, hablar de la Amazonía como la región más extensa del país, la comunicación con nuestras bases, la forma de coordinación es muy difícil, más difícil hacerlo práctico. Entender que la noticia del año pasado hoy ya es extra y ello se da por situaciones de acceso a medios de comunicación, no hay acceso a internet, eso siempre va a ser una situación difícil pero que queremos superarlo en algún momento y ese va a ser nuestro trabajo. 

Logros, hay muchos, se superó el imaginario que en la Amazonía no existían pueblos indígenas, hoy hay un referente que es nuestra organización OPIAC, la cual ha jalonado procesos; desde nuestra organización, en sus 18 años, se han visibilizado nuestros pueblos indígenas y sus problemáticas, ahí siempre vamos a estar presentes. 

¿Cómo ha visto el fortalecimiento organizativo de los pueblos en la Amazonía? 

Es fundamental y en este aspecto nuestros pueblos están bien fortalecidos. La OPIAC con su equipo de trabajo ha venido dinamizando los procesos a nivel regional y, hoy llegamos a las regiones en la medida de nuestras posibilidades, con nuestras alianzas estratégicas, con la cooperación, con la misma institucionalidad; hemos apostado por un cambio, pero ese cambio tiene que darse desde nosotros, yo creo que eso ha sido un avance muy importante para lograr los objetivos que se plantean. 

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.