Nuestra participación – OPIAC en el Foro Nacional de Víctimas

512

Dentro de las principales conclusiones de la Mesa Indígena, la OPIAC pidió se incluyera establecer mecanismos de protección para la Amazonía colombiana, transformándola en territorio ambiental de paz.

Durante el Foro realizado del 3 al 5 de agosto en la ciudad de Cali, participaron más de 1500 personas, entre ellos, delegados amazónicos víctimas del conflicto armado en la región, quienes estuvieron acompañados del equipo de Paz, así como varios dirigentes de nuestra Organización y de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana -OPIAC, donde reiteramos nuestro propósito de promover la Paz desde la cosmovisión de nuestros pueblos indígenas como aporte al país. 

La apertura del Foro estuvo a cargo del rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla Prada, y del Dr. Fabrizio Hochschild, Coordinador residente de la ONU en Colombia, quienes además de contextualizar el escenario de conflicto armado en el país, que conllevó a la actual negociación de paz, también informaron sobre los avances del proceso de paz.

Durante los tres días del Foro se realizaron exposiciones y paneles con expertos que orientaron y contextualizaron los temas de víctimas y, que estuvieron liderados por representantes de instituciones, académicos, investigadores, así como miembros de las organizaciones nacionales de la sociedad civil con quienes se trabajó en mesas para concluir con plenarias donde se recogieron las conclusiones y propuestas y, se hizo el cierre del Foro con un Acto de dignificación a las víctimas.

Dentro de las mesas de trabajo estuvo la Mesa Indígena (numero 24), en la cual participamos como OPIAC con diferentes organizaciones y sectores indígenas; la relatoría de esta Mesa estuvo a cargo del PNUD y la Universidad Nacional. Desde la OPIAC socializamos la declaratoria resultado del Foro de Paz y pueblos indígenas “Somos paz desde nuestra cosmovisión”, realizado en mayo pasado en conjunto con Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia -Gobierno Mayor; la Confederación Indígena Tayrona, CIT y; Autoridades Indígenas de Colombia AICO. Así mismo se socializaron algunos documentos, para concluir con presentaciones de casos y propuestas de los sectores sociales en especial de los indígenas.

El Foro Nacional fue la culminación de tres foros regionales, realizados durante el mes de julio en Villavicencio, y en el cual también participó la OPIAC; Barrancabermeja y Barranquilla. El 7 de junio la Mesa de Conversaciones de la Habana pidió a la Organización de Naciones Unidas en Colombia y a la Universidad Nacional -Centro de Pensamiento y Seguimiento al diálogo de Paz, organizar y sistematizar los 3 foros regionales mencionados y uno nacional sobre el tema de víctimas, con el objetivo construir y sistematizar las propuestas de las víctimas y de la ciudadanía y; constituir así un espacio para el reconocimiento de los derechos y la dignificación de las víctimas del conflicto armado.

Cabe recordar que en el primer foro regional realizado en la capital del Meta, se estableció la mesa indígena referida, que estuvo acompañada por agencias de la ONU y la Defensoría del Pueblo. La Mesa busco, entre otros aspectos, ampliar la participación de la sociedad civil en el proceso de diálogo para incidir en temas como la garantía a la verdad, a la justicia y a la reparación integral. La temática tratada en el Foro respondió a los 10 principios trazados en la Habana- Cuba, así: 

– Reconocimiento de las víctimas;
– Reconocimiento de responsabilidad;
– Satisfacción de los derechos de las víctimas;
– Participación de las víctimas;
– Esclarecimiento de la verdad;
– Reparación de las víctimas;
– Garantías de protección y seguridad;
– Garantías de no repetición;
– Principio de reconciliación y;
– Enfoque de derechos.

Con base en los anteriores temas destacamos las principales propuestas de la Mesa Indígena, en la cual participaron 42 participantes entre ellas 17 mujeres, mayoría de nuestra organización OPIAC y de las demás organizaciones participantes ; a continuación una síntesis de las propuestas:

Reconocimiento de las víctimas. Reconocer la imprescriptibilidad de la condición de víctima a partir de 1948 y; reconstruir la historia de ocupación de territorios ancestrales.

Reconocimiento de responsabilidad. Que el Estado, su institucionalidad y fuerzas armadas, así como la guerrilla de las FARC -EP y otros actores armados como paramilitares reconozcan y pidan perdón a las víctimas, atendiendo la pertenencia y particularidad étnica y cultural.

Satisfacción de derechos. Concertar la restitución de territorios indígenas que son áreas protegidas y; crear un marco jurídico para la implementación de la paz en los pueblos indígenas.

Participación de las víctimas. Reactivar el Consejo Nacional de Paz, con amplia participación de los pueblos indígenas; que haya espacio para indígenas en la agenda de La Habana; que el Estado colombiano aplique la Declaración de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas; que no haya participación militar en los Comités de Justicia Transicional y; garantizar los escenarios y recursos para implementar las agendas de paz regionales y locales de los pueblos indígenas.

Esclarecimiento de la verdad. Conformar y viabilizar la Comisión Nacional de la Verdad para los pueblos indígenas y un centro Indígena para la Memoria y; dar celeridad a los procesos judiciales en torno a hechos víctimizantes para que haya justicia y reparación a las víctimas.

Reparación. Crear planes integrales y un Fondo especial para la Reparación colectiva integral a las víctimas, la Restitución de Tierras a pueblos indígenas y de reparación y restauración de derechos de la Madre Tierra y; dar cumplimiento al Decreto Ley 4633 de 2011 y la jurisprudencia indígena.

Garantías de no repetición. Exigencia de compromiso humanitario a las FAR-EP y al Estado con los pueblos indígenas de implementar medidas humanitarias y estructurales de cese y terminación del conflicto armado, como el no uso de minas antipersonas; finalizar al reclutamiento de niños indígenas. Para ello, reiteró la Mesa, es urgente dar cumplimiento efectivo a las Sentencias y a Autos de la Corte Constitucional especialmente a la Sentencia T-025 de 2004, y sus respectivos Autos de seguimiento entre ellos el 004/09 y el 092/2008 para garantizar la pervivencia y permanencia física y cultural de los pueblos indígenas y proteger la vida de las víctimas.

Principios de reconciliación. Implementar estrategias, programas y campañas de cultura de paz.

Enfoque de derechos. Garantizar la formulación, implementación y articulación armónica de planes integrales de vida, planes integrales de reparación colectiva, planes de salvaguarda y programas de garantía para pueblos y; establecer mecanismos de protección para la Amazonía, transformándola en territorio ambiental de paz.

Compartir