Los pueblos indígenas ratifican sus formas de vivir en armonía, equilibrio y Paz en sus territorios ancestrales acorde con su Cosmovisión, Palabra Grande que recoge el sentir y esencia que se llevan arraigados en una cultura y en el Ser Indígena.

El Foro Paz y Pueblos Indígenas, “por la vida y defensa de nuestros territorios: somos paz desde nuestra Cosmovisión”, que se realiza durante el 19 y el 20 de mayo en el Congreso de la República en Bogotá, contó el domingo 18 con una jornada de intercambio de experiencias y saberes, donde  varios destacados dirigentes indígenas de gran trayectoria en la historia del Movimiento indígena colombiano como el Tata Misak Javier Calambas, Vicencio Torres del Pueblo Arhuaco o los Tegría del Pueblo U’wa, entre otros, agradecieron y felicitaron a la Organización de los pueblos indígenas de la Amazonía colombiana, OPIAC (que organizó el Foro) por ser pionera en facilitar este espacio para reflexionar sobre la armonía y la Paz en los pueblos indígenas y por propiciar este escenario para recoger este legado memoria de los Pueblos.

También reiteraron esta felicitación a la Confederación Indígena Tayrona, CIT; a la Organización Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia- Gobierno Mayor y, Autoridades Indígenas de Colombia, AICO, organizaciones que con la OPIAC hicieron posible este espacio de interacción armónico entre pueblo desde la Amazonía, pasando por todas las regiones de Colombia, hasta el norte del país en la Sierra Nevada de Santa Marta.

El equipo de comunicaciones del Foro recogió las perspectiva de varios participantes, entre ellos el líder U’wa Elmer Tegría Uncaría, quien manifestó que para su pueblo la paz radica, principalmente en su espiritualidad y en el buen relacionamiento con todos los seres de la naturaleza; pues la vida para los U’wa se manifiesta en cada ser y en la capacidad de relacionarse con ellos y con su entorno en una sana convivencia. En este sentido los U’wa esperan que el Foro sea el escenario que permita encontrar esos principios de entendimiento desde las diferencias entre pueblos y entre estos  y el resto de personas o grupos poblacionales con quienes les separan amplias diferencias.

Por su parte el Mamo Arhuaco Vicencio Torres o Arimaku, su nombre en lengua Iku, reiteró que para los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, la paz se entiende en la capacidad de vivir tranquilo en su día a día; “desde mi propia experiencia quizá solo por el hecho de estar en la parte más alta de la Sierra, donde yo puedo consumir el agua tranquilamente, donde puedo usar los servicios del territorio de forma tranquila y sin que tenga un costo financiero; lo que le retribuyó a la Tierra es lo que nos corresponde en la naturaleza como tal y, así siento que estoy en paz.

También explicó el Mamo que para él, estar fuera de su territorio en una ciudad como Bogotá donde todo se rige por un cúmulo de normas y donde tenemos los pensamientos in-competitivos, y donde no se puede vivir ni respirar  tranquilamente, se está en guerra aun sin haber cogido las armas; “en nuestra cultura y nuestro lenguaje no existe la palabra paz, sino Armonía o equilibrio, que es estar todos juntos bien, así es como yo comprendo. Y así es como, desde los pueblos ancestrales hemos vivido la historia; hemos sido ejemplares; vivimos siempre en paz y todos contentos”, enfatizó.

El Mamo considera que los grupos armados independientes del nombre y sean legales o ilegales, unos y otros alteran el orden pues todos ellos matan. “En la Sierra no necesitamos de ellos, porque siempre hemos vivido en paz en nuestra historia y no solo entre humanos sino con todos los seres de la naturaleza que la conforman”, concluyó.

Por último el Tata Javier Calambas Tunubala del Pueblo Misak, indicó que la Cosmovisión es realmente una gran Palabra que recoge el sentir y pensamiento que nació del corazón de nuestros antepasados, quienes hablaban de las cosas que existen en el ser de cada uno y que es un legado de la Madre Tierra para vivir al calor del Amor y la armonía.

El tata Javier Calambas reiteró su gratitud hacia la OPIAC y las organizaciones convocantes: CIT; Gobierno Mayor y AICO por propiciar este escenario para hablar de los orígenes de los pueblos que es su cosmovisión, y también de los orígenes del desequilibrio natural y humano que ha propiciado el mismo Estado como es el conflicto armado, un fenómeno que tuvo su origen, según el tata Misak, en el mismo Estado y que comenzó con la guerra bipartidista librada entre liberales y conservadores de siglo pasado, que dejo una secuela de dolor y horror en cada uno de los pueblos.

Por último el Tata Javier enfatizó en que son los pueblos indígenas los que deben vivir en paz y en fraternidad con sus seres queridos y con todo su entorno que es la naturaleza y, así mismo como con sus ancestros, quienes son guías que armonizan y orientan la cosmovisión, la espiritualidad, cultura y las proyecciones colectivas que como comunidades ancestrales se construyen día a día.

Comunicaciones Foro Por la Paz: OPIAC, AICO, CIT y Gobierno Mayor

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.