El Foro será un evento de trascendencia e incidencia política, pero estará enfocado al aporte de experiencias de convivencia armónica desde la cultura y la cosmovisión indígenas.

Foro: Paz y Pueblos Indígenas, “Por la Vida y la Defensa de Nuestros Territorios: Somos Paz desde nuestra Cosmovisión”, un evento trascendental que consolida y ratifica la lucha pacífica, armónica y propositiva de los pueblos indígenas que en esta ocasión se unen en torno a la paz y la cultura como portadores del legado ancestral...

El encuentro se llevará a cabo en el Auditorio Luis Guillermo Vélez, del Congreso de la República los días 19 y 20 de mayo donde se desarrollará el Foro: Paz y Pueblos Indígenas, “Por la Vida y la Defensa de Nuestros Territorios: Somos Paz desde nuestra Cosmovisión”, un evento trascendental que consolida y ratifica la lucha pacífica, armónica y propositiva de los pueblos indígenas que en esta ocasión se unen en torno a la paz y la cultura como portadores del legado ancestral, Caciques, sabios y abuelos de la Amazonía, Taitas y autoridades espirituales del piedemonte andino y Mamos de la Sierra Nevada, así como dirigentes y representantes organizativos, convocados por 4 de las principales organizaciones nacionales: la Organización de los pueblos indígenas de la Amazonía colombiana, OPIAC (organizadora del Foro), la Confederación Indígena Tayrona, CIT; Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia- Gobierno Mayor y, Autoridades Indígenas de Colombia, AICO. En total más de 200 participantes de los pueblos indígenas de norte a sur de Colombia, entre ellos unos 100 sabedores y autoridades tradicionales compartiran sus saberes en este Foro.

Damos a conocer algunos planteamientos o aspectos del Foro que con propósito espiritual y cultural de más de 80 pueblos participantes, que entre otros aspectos abordarán: Autonomía y procesos organizativos; Identidad cultural, pensamiento propio; economía propia- seguridad alimentaria; salud, vivienda, educación y comunicaciones; Madre Tierra, Territorio, Restitución, y Seguridad Jurídica; Verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición; Protección, Autoprotección, y Prevención de la violencia; Mujer generadora de vida.  

Por ello desde el próximo18 de mayo los sabedores, autoridades espirituales, médicos tradicionales, líderes y abuelos indígenas llegaran a Bogotá, provenientes de las riberas diáfanas del Guatapurí, del Ranchería y del Badillo, inmortalizado en ritmos vallenatos provenientes de instrumentos y ritmos  ancestrales indígenas; otros vendrán de los páramos y lagunas sagradas del territorio Misak y del ancestral territorio U’wa y Sicuani en la Orinoquia, otros vendrán de diversas comunidades que bordean los majestuosos ríos Apaporis, Igara Paraná, Amazonas, Guaviare, Vaupés, Orteguaza y Putumayo en la selva amazónica donde se unirán a delegaciones de Guanía, Nariño y Sierra nevada de Santa Marta y otros gratos visitantes de La Chorrera, Barranco Minas y Nabusimake, así como los taitas y líderes del piedemonte andino de Tolima, Huila, Putumayo y Nariño, entre otros; unos y otros dejaran sus chagras y sus territorios mágicos para contarnos experiencias reales de paz desde sus vidas cotidianas.

Cabe resaltar que si bien será un evento de trascendencia e incidencia política, estará más enfocado al aporte de experiencias de convivencia pacífica y armónica desde la cultura, la espiritualidad y la cosmovisión indígenas; “la memoria de nuestros pueblos está llena de historias sobre el camino de los ancestros, sobre la lucha que hemos librado para llegar a ser lo que somos. Nos hemos debatido entre seguir el legado de nuestros antepasados y cambiar nuestras tradiciones para afrontar las dificultades y los beneficios que nos trae el presente”, se extrae de un documento preparatorio al Foro y que será publicado previo al día del Foro.

De este documento tomamos algunos breves fragmentos que ilustran la proyección que se espera del Foro: “nuestro camino no ha sido fácil trasegarlo con la presión de grupos extraños y ejércitos mandados de otras naciones, con el único fin de doblegar nuestros cuerpos y pensamientos, con el único propósito de controlar los territorios ancestrales, ya para aumentar sus propiedades y ganancias, ya para vencer a quien se resista a padecer la violencia y el dolor que nos provocan”.

El documento hace recuento de los problemas o conflictos externos derivados de la colonización y que produjeron otros conflictos internos en las comunidades, y en ocasiones entre comunidades de distintos pueblos, pero también estrategias de resistencia con el fin de garantizar la supervivencia y la convivencia pacífica en nuestras comunidades…

 

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.