Al inicio de la jornada entre  las instituciones del gobierno nacional, la MPC y CDDHHPI  sustentaron ante el ministro del interior Juan Fernando Cristo la grave crisis humanitaria que viven los pueblos indígenas del país, los cuales enfrentan problemáticas como el rearme de grupos ilegales, asesinatos, desapariciones…

El ministro resaltó la importancia de la CDDHHPI y el comisionado de DDHH Robinson Lopez por la OPIAC solicitó al gobierno una sesión extraordinaria del Alto Nivel donde se evalúe el grado de vulneración e infracción al derecho Internacional Humanitario.

El Ministro se comprometió con generar un espacio de participación para la CDDHHPI en la instancia de alto nivel Comisión de seguridad y garantías donde la preside el presidente Juan Manuel Santos

Por su parte la comisión de derechos humanos de los pueblos indígenas CDDHHPI presentó el balance de la situación de vulneración durante el periodo 2016 -2017.

.be

INFORME DE VULNERACIÓN DE DERECHOS HUMANOS E INFRACCIONES AL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO EN CONTRA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

MARZO 2017

Revisando el panorama identificado en los territorios donde se asientan los más de 102 Pueblos Indígenas de Colombia, la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas (en adelante CDDHHPI o La Comisión), realiza el análisis a continuación presentado, teniendo en cuenta las siguientes fuentes: a. Reportes sobre vulneraciones de derechos remitidos por las cinco organizaciones indígenas con asiento en los escenarios nacionales de concertación y diálogo con el Estado en los cuales se expone el informe en desarrollo y; b. Información cuantitativa consolidada a partir de las variables contenidas en el  Registro Único de Víctimas (RUV), sistema en el cual se compilan los datos oficiales en materia de hechos victimizantes reportados ante la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV); como entidad encargada de dicho ejercicio. 

Siendo este el escenario que fundamenta la construcción del texto en estudio, resulta prioritario tener en cuenta los siguientes aspectos generales: a. Las cifras relacionadas no dan cuenta de la totalidad de vulneraciones ocurridas en los territorios indígenas, esto teniendo en cuenta el subregistro que históricamente ha existido al respecto, situación esta que implicaría en muchas de las afectaciones relacionadas a renglón seguido, un incremento de hasta un 200% de las cifras presentadas; b. Los datos descritos no dan cuentan de enfoques diferenciales (género y generacional), esto debido a las falencias que tanto institucional como organizativamente hablando persiste en relación con la sistematización y organización de información al respecto; c. El ejercicio realizado no pretende ser exhaustivo,  en el mismo se contemplan contenidos generales que observan globalmente las situaciones afrontadas pos los Pueblos Indígenas en Colombia y d. Reconocemos como una dificultad y un reto en la materia, que las distancias y dificultades de acceso, han redundado en la imposibilidad de contar con información suficiente sobre los pueblos indígenas incrustados en las profundidades de la geografía colombiana, siendo esta la razón de la precariedad de los datos sobre los Pueblos Indígenas en proceso inminente de exterminio.

 

1. PRINCIPALES VULNERACIONES DE DERECHOS IDENTIFICADAS:

Entre enero de 2015 y lo que corrido de 2017, los Pueblos Indígenas nos hemos enfrentado a circunstancias relacionadas de manera directa con el conflicto armado y sus factores subyacentes y vinculados y a la metamorfosis del mismo, conectada en parte a la desmovilización de las FARC – EP y a la reparamilitarización del territorio nacional con especial énfasis en la Colombia rural, empobrecida y olvidada en la que nos encontramos asentados. 

Al respecto, partiremos mostrando comparativamente los reportes de las fuentes previamente descritas, en aras de fundamentar en los mismos el examen que en materia de vulneración de derechos se realiza:

 

DATOS ORGANIZACIONES 2015 - 2017

HECHO VICTIMIZANTE

CASOS

Desplazamiento Forzado

6150

Confinamiento

3524

Heridos

225

Homicidio

48

Homicidio por Omisión 

36

Amenaza

311

Amenaza colectiva

9

Detención arbitraria

11

Desaparición Forzada

6

Señalamiento

3

Intento de homicidio

3

Bombardeo

3

Intento de homicidio a persona protegida

3

Amenaza a persona protegida

2

Reclutamiento Forzado

3

Atentado 

5

Atentado

7

Persecución persona protegida

1

MAP/MUSE

5

Asalto

1

Presencia de grupos armados

1

Persecución 

1

Acción Bélica

1

Persecución

1

Incursión armada caserío indígena

1

Homicidio, tortura, violencia sexual

1

Daños a bienes públicos

1

Total general

10.363

Fuente: Sistema de Información Consejería DDHH – ONIC, Coordinación de DDHH y Paz OPIAC y 

Comisionados de DDHH de la CIT, Aico por la Pacha Mama y Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia – Gobierno Mayor

 

REPORTE UARIV 2015 - 2017

Hecho

2015

2016

2017

Homicidio

47

10

 

Perdida de Bienes Muebles o Inmuebles

57

33

 

Abandono o Despojo Forzado de Tierras

 

 

 

Desaparición forzada

1

4

 

Secuestro

1

2

 

Tortura

2

3

 

Delitos contra la libertad y la integridad sexual

10

2

 

Vinculación de Niños Niñas y Adolescentes

3

6

 

Acto terrorista/Atentados/ Combates/Hostigamientos

43

11

 

Amenaza

685

336

 

Minas antipersonal/Munición sin explotar/Artefacto explosivo

9

1

 

Desplazamiento

9.039

4.581

10

TOTAL

9.897

4.989

10

TOTAL GENERAL 

14.896

Fuente: Registro Único de Víctimas. Unida Para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas. Marzo 2017.

 

Observando las cifras consolidadas, preocupan los datos sobre los hechos victimizantes ocurridos en los tres años estudiados; especialmente en lo concerniente a: a. Desplazamiento forzado: 6.150 afectados(as) reportados por las Organizaciones Indígenas (en adelante OI) y 13.630 afectados(as) registrados por la UARIV en el mismo periodo; b. Confinamiento: 3.524 víctimas identificadas por las OI, sin contar con reporte alguno de la UARIV sobre este hecho; c. Homicidios: 57 casos contabilizados desde la Unidad de Víctimas, en contraposición con los 84 asesinatos reportados por las OI y; d. Amenazas: 322 casos denunciados por las OI y 1.021 casos registrados por la UARIV.

Y es que a pesar de las inconsistencias, indiscutiblemente las cifras encontradas deberían encender las alarmas sobre la que sin lugar a dudas debe entenderse como una crisis que golpea profunda y cruelmente a los Pueblos Indígenas de Colombia, cada vez más abocados a la desaparición. Siendo un poco más del 3% de la población nacional, los Pueblos Indígenas somos el 2,22% de las víctimas del país, con un total de 185.327 casos registrados por la UARIV  oficialmente; los cuales deben revisarse desde una óptica humanitaria y diferencial partiendo de los criterios establecidos por la Corte Constitucional al respecto.

En lo concerniente a las principales preocupaciones puestas de presente desde las organizaciones Indígenas, los departamento que podrían entenderse en alerta roja son: a. Cauca, b. Chocó, c. La Guajira, d. Valle del Cauca, e. Putumayo, f. Nariño, g. Guaviare, h. Cesar, i. Córdoba, j. Arauca, k. Antioquia, l. Huila y m. Tolima. Así mismo, los Pueblos Indígenas mayormente golpeados por los hechos victimizantes relacionados son: A. Nasa, B. Awá, C. Emberá (Katío, Chamí, Dobida), D. Wounaan, E. Pasto, F. Wayúu, G. Inga, H. Kokama, I. Muruy y J. Nukak; Esto sin contar los Pueblos en proceso inminente de exterminio los cuales, sin lugar a dudas, afrontan profundas afectaciones derivadas del conflicto armado, con el agravante de su debilidad demográfica.

En cuanto a los perpetradores de las conductas relacionadas, se identifican todos los actores armados legales e ilegales existentes como actores de las conductas descritas en los 3 años evaluados: a. Fuerza Pública: Ejercito Nacional, Policía Nacional y ESMAD; b. FARC – EP, c. ELN, d. Águilas Negras, e. Paramilitares, f. Autodefensas Gaitanistas de Colombia, g. Rastrojos y h. Urabeños. Esto sin contar los sujetos activos de las conductas no identificados y multinacionales denunciadas por los Pueblos Indígenas, relacionadas algunos de los tipos penales previamente referenciados en el marco de procesos irregulares de Consultas Previas.

 

2. PREOCUPACIONES DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS EN MATERIA DE DDHH:

Son dos los aspectos que despiertan especial preocupación en materia de DDHH de los Pueblos Indígenas: 

En relación con el post conflicto y la desmovilización de las FARC – EP, se alerta al gobierno nacional en torno a la reparamilitarización en los territorios, denunciándose principalmente el accionar de actores narco paramilitares (Águilas Negras, Autodefensas Gaitanistas de Colombia, desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia - AUC, Rastrojos y Urabeños); con especial énfasis en las zonas en las que había presencia primordialmente de dicho grupo subversivo.

Al respecto destacamos la preocupación que esta transformación del conflicto armado implica para los Pueblos Indígenas; si bien la historia del conflicto armado en Colombia nos ha golpeado cruelmente abocándonos a la desaparición, sin temor a equívocos es posible identificar uno de los picos más altos de violencia durante el recrudecimiento del mismo, asociado al accionar de las AUC y al posterior despliegue de los grupos post desmovilización, sucesores y/o herederos de las AUC. 

Así las cosas, resulta imperativo desplegar respuestas decididas que den cuenta de la gravedad de las circunstancias denunciadas. La realidad sobre la presencia de grupos narco paramilitares en nuestros territorios y de los intereses conectados a los mismos implican la asunción de riesgos exacerbados por parte de los Pueblos y Organizaciones Indígenas, los cuales pensábamos disminuidos con la suscripción de los acuerdos de paz; resulta imposible materializar hechos de paz en instancias bélicas.

Sumado a lo anterior, es de especial preocupación la presencia de MAP, MUSE y AEI en las comunidades indígenas, riesgo latente para la vida e integridad personal de sus habitantes; situación esta que necesariamente amerita la priorización de nuestros territorios en los procesos de desminado humanitario adelantados en el marco de los acuerdos de paz

Por otra parte, en lo concerniente a la mesa de diálogo entre el Gobierno Nacional y el ELN, preocupa la persistencia de acciones armadas de ambos actores en dialogo; situación esta que repercute negativamente en contra de la población civil y de los Pueblos Indígenas ubicados en los territorios del país con presencia de dicho grupo guerrillero, siendo un agravante la negativa estatal de promover el cese bilateral al fuego. Desde los Pueblos Indígenas de Colombia hacemos un llamado urgente a la cesación de acciones armadas que sigan ocasionando daños irreversibles a nuestros derechos individuales y colectivos.

Por último y no por ello menos importante, desde la CDDHHPI se destaca la problemática afrontada por la niñez indígena, como una de las más graves afectaciones que golpea a los Pueblos Indígenas en la actualidad; siendo imperativo generar respuestas articuladas, conjuntas y con enfoque diferencial tendientes a darle solución de fondo y sostenible a esta pandemia.

 

3. CASOS EMBLEMÁTICOS 2015 – 2017:

Sobre las circunstancias descritas en el informe que nos ocupa, es posible relacionar los casos a continuación relacionados, los cuales dan cuenta de la complejidad de las vulneraciones de derechos afrontadas por los Pueblos Indígenas en sus territorios:

3.1. Confinamiento de las comunidades indígenas, La Palma, Burujón, Guarataco y San Bernardo del Pueblo  Wounaan: Esto debido a los enfrentamientos entre el Ejército Nacional y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en eventos ocurridos en el mes de febrero del año en curso.

3.2. Desplazamiento forzado de comunidades de los pueblos Wounan de  Antioquia  y  Emberá  del  Choco: durante los meses de enero y febrero de 2017, por presencia paramilitar con acciones de control territorial en las zonas en las que hacía presencia las FARC – EP.  

3.3. Amenazas contra lideresa indígena Wayúu: De acuerdo a los eventos denunciados, finalizando el mes de enero de 2017, la lideresa Aura Barros fue víctima de amenazas por grupos paramilitares, intimidaciones que buscaban constreñir su labor como defensora de los derechos de la niñez indígena de dicho pueblo.

3.4. Incursión paramilitar en la comunidad Arhuaca de Umuriwun: en hechos ampliamente difundidos en medios, se denuncia la presencia el 19 de febrero de 2017, de cerca de 100 hombres identificados como desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), agredieron a los indígenas presentes y vulneraron sitios sagrados; la intensión de los sujetos era invadir el territorio de la comunidad afectada.

3.5. Vulneración al derecho fundamental a la Consulta Previa del Pueblo Siona (Putumayo): Denunciando las irregularidades de las que han sido víctimas y poniendo de presente como principal actor de las intimidaciones a la empresa Amerisur Exploración Colombia; indican las autoridades Siona que son víctimas de confinamiento y de otras vulneraciones conectadas con las afectaciones que tienen lugar en su territorio ancestral, agravándose la situación en 2017 por los daños irreparables ocasionados a la flora y fauna silvestre y a las fuentes de agua. 

 

4. SOLICITUDES:

2.1. Reunión de alto nivel con: Ministro del Interior, Procurador General de la Nación, Defensor del Pueblo, Fiscal General de la Nación, Director de la Unidad Nacional de Protección y Representante para Colombia de la OACNUDH; en la que se analizará y buscarán soluciones viables a las situaciones de vulneración de derechos humanos de los Pueblos Indígenas.

2.2. Garantías de funcionamiento de la Comisión en tres aspectos fundamentales: a. Visitas en territorios, b. Sesiones de la CDDHHPI y c. Equipo de la Secretaría Operativa Indígena de la Comisión.

2.3. Protección: a. Garantías para la construcción del protocolo de protección individual y colectiva para Pueblos Indígenas y b. Garantías reales y efectivas para la aprobación e implementación de medidas de protección individuales y colectivas para Pueblos Indígenas.

2.4. Inclusión de la CDDHHPI en los escenarios previstos en el marco del acuerdo final suscrito entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional, para la implementación y seguimiento de los mismos.

 

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

 

 

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.