La Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, enciende todas las alarmas en torno a la gravedad de las denuncias presentadas por la Confederación Indígena Tayrona - CIT, en los vídeos que se encuentra a continuación. 

Hacemos un llamado a las entidades competentes, en especial a la Oficina del Alto Comisionado Para la Paz, Presidencia de la República, Ministerio del Interior, Unidad Para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Procuraduría General de la Nación, Defensoria del Pueblo, entre otras; así como a todas las agencias de Naciones Unidas con presencia en el la zona indicada en el comunicado, a acompañar y salvaguardar la vida en integridad física de la comunidad Arhuaca de Umuriwun.

Los esfuerzos de construcción de paz no pueden destruirse con la reaparición de la paramilitarizacion del país. Es indispensable que el estado colombiano direccione esfuerzos para proteger a la sociedad civil y garantizar que los territorios de otrora presencia subversiva, no se transformen en escenarios dispuestos para dichos grupos. La Paz se materializa en los territorios.

 

Así las cosas, coadyuvamos las denuncias presentadas por la CIT y requerimos respuestas inmediatas a las entidades e instituciones previamente relacionadas.

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.