MRA incorpora articulado al proyecto de reforma Ley 99 de 1993

732

Delegados de la Mesa Regional Amazónica –MRA, después de la revisión de la propuesta amazónica del proyecto de reforma a la Ley 99 de 1993, trabajada con las bases de los seis departamentos fue protocolizada y entregada ayer 10 de diciembre al Ministerio de Medio Ambiente y Ministerio del Interior. Henry Cabria Medina presidente de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana -OPIAC manifestó en la clausura del evento que “ la entrega del producto es el sacrificio delos pueblos indígenas amazónicos, como OPIAC vamos avanzando en los procesos”.

La propuesta amazónica plantea modificaciones y adiciones en el articulado propuesto por el gobierno nacional. Para el caso de CORPOAMAZONIA y CDA la representación de las comunidades indígenas la ejercerán tres delegados de las autoridades tradicionales de las afinidades culturales elegidas por los pueblos autónomamente, para un periodo de cuatro años.

De igual forma incorporan en la reforma a la Ley que en territorio indígena se aplicarán sistemas propios de manejo ambiental, de acuerdo a los planes de vida y de salvaguarda de cada uno de los pueblos. Igualmente apoyo financiero en la formulación e implementación de proyectos sostenibles en territorio indígena, además establece que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible adelantará con los pueblos indígenas la construcción conjunta de la reglamentación sobre compensaciones ambientales dentro de sus territorios.

Para los pueblos indígenas amazónicos es importante que el Gobierno Nacional tenga claro algunos conceptos por lo que adicionaron en el articulado las siguientes definiciones:

Territorio indígena: Cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos indígenas ocupan o utilizan de alguna otra manera. Comprende las áreas poseídas en forma regular y permanente por pueblos indígenas y aquellas que, aunque no se encuentren poseídas en esa forma, constituyen el ámbito tradicional de sus actividades sociales, económicas, ambientales y culturales.

Autoridad tradicional: Es heredada y reconocida por el pueblo indígena al que pertenece y es acompañada por otros conocedores: maloquero, médicos tradicionales de área, de visión y de protección y cantor. Tiene la responsabilidad de defender, proteger, mantener y transmitir su conocimiento en el manejo y control ambiental, social, espiritual, y territorial, en la prevención de enfermedades, accidentes, manejo del tiempo y en las sanciones por los malos usos de los recursos naturales dentro de su territorio ancestral.

Autoridad ambiental indígena: Esta delegada en las autoridades tradicionales indígenas y se fundamenta en un sistema de conocimiento natural vivo, que se relaciona con seres espirituales para mantener el equilibrio del universo y el territorio.
De igual modo la propuesta adiciona los artículos 38, 39, 40, 41, 42, 42, 43, 44, 45, 46 y 47 de la siguiente manera:

Artículo 38. Se reconoce como autoridades ambientales las autoridades tradicionales indígenas amazónicas, en tanto ejercen la función de prevención, conservación, manejo y control de territorio ancestral, de acuerdo con la ley de vida, el calendario indígena y la práctica constante de los ritos tradicionales, según sus usos y costumbres.

Artículo 39. FUNCIONES. Las funciones que como autoridades ambientales corresponden a las autoridades tradicionales amazónicas son:

1. Regular por medio de los Sistemas de Conocimiento Tradicional la protección ambiental del territorio Indígena a partir de lo dispuesto en la ley de vida.
2. Conservar y proteger áreas de especial importancia ecológica y cultural indígenas por razones culturales, espirituales o de importancia estratégica ambiental, con el fin de salvaguardar la integridad étnica y cultural de los pueblos indígenas y de la Nación.
3. Defender y proteger los derechos territoriales, culturales, y ancestrales de los pueblos Indígenas, cuando existan amenazas a la integridad cultural, social, espiritual y económica por la explotación de recursos naturales.
4. Acoger y adelantar medidas preventivas para la protección ambiental, con el fin de evitar la afectación territorial, social y cultural de los pueblos Indígenas.
5. Orientar a sus estructuras organizativas en la elaboración de los instrumentos de planificación para sus territorios.
6. Sancionar por los daños ambientales que se causen en los territorios Indígenas para prevenir y reparar el daño ambiental y participar de los procesos sancionatorios que adelanten las demás autoridades, de acuerdo con la ley.
7. Fortalecer los escenarios de intercambio de saberes y los diálogos interculturales, así como la coordinación entre las Autoridades Indígenas Tradicionales y las demás autoridades ambientales sobre la protección, conservación y cooperación en la protección ambiental.
8. Promover y consolidar los procesos de transmisión intergeneracional de los conocimientos tradicionales en materia ambiental de los pueblos Indígenas.
9. Realizar acciones positivas para lograr la utilización sostenible de los componentes de la diversidad biológica alentando la utilización consuetudinaria de los recursos biológicos, de conformidad con las prácticas culturales tradicionales que sean compatibles con las exigencias de la conservación o de la utilización sostenible y aplicando medidas correctivas en las zonas degradadas donde la diversidad biológica se ha reducido.
10. Administrar las áreas protegidas traslapadas con territorios indígenas, de acuerdo a sus propios sistemas de manejo ambiental.
11. Proponer los criterios y mecanismos de compensación ambiental para la conservación de los recursos naturales de los territorios indígenas.
12. Las demás funciones relacionadas afines con sus objetivos y funciones que le señale la ley.

Artículo 40. Los instrumentos de planificación ambiental en los territorios indígenas se construirán por las autoridades ambientales indígenas de las correspondientes afinidades culturales, de tal manera que se establezcan los criterios de administración, utilización y conservación de los recursos naturales y ecosistemas existentes en sus territorios.
Parágrafo. La Nación apropiará y transferirá el presupuesto para sufragar los costos que a las autoridades tradicionales indígenas les implique la construcción e implementación de los instrumentos de planificación para sus territorios.

Artículo 41. Las autoridades tradicionales de los pueblos indígenas, con el apoyo de las estructuras organizativas propias se encargarán de la ejecución, implementación y seguimiento de las acciones incluidas en los instrumentos de planificación sobre los territorios indígenas, garantizando la administración, utilización y conservación de los recursos naturales y ecosistemas. Para ello, se tendrán como insumos los planes de vida y los planes de salvaguarda de los respectivos pueblos indígenas o los elementos culturales que hagan sus veces.

Artículo 42. Las autoridades tradicionales indígenas tendrán competencia preferente en materia sancionatoria y para ello aplicarán su derecho propio. Los procedimientos que adelanten las demás autoridades competentes por violaciones de las normas ambientales ocurridas en territorios indígenas, deberán ser coordinados con la jurisdicción especial indígena, a su solicitud.

Artículo 43. Las autoridades tradicionales indígenas tienen la función de permitir y regular el uso y aprovechamiento de los recursos naturales para el bienestar colectivo de sus pueblos. Los permisos que involucren territorios indígenas, serán otorgados por las autoridades ambientales indígenas, que a su vez se apoyarán en sus estructuras organizativas propias y se otorgarán siempre y cuando no un impliquen un riesgo o perjuicio para la integridad territorial, cultural, social, económica y ambiental del pueblo, previo acuerdo y concertación con los integrantes del respectivo territorio.

Lo anterior, sin perjuicio de las consultas previas que deban adelantarse en los territorios indígenas con los pueblos interesados, sus autoridades y sus instituciones representativas, con el acompañamiento de sus estructuras organizativas propias.

Artículo 44. El manejo de las áreas protegidas de carácter nacional y regional superpuestas total o parcialmente con territorios indígenas estará a cargo de las autoridades tradicionales indígenas, con el propósito de garantizar tanto el cumplimiento de los objetivos de conservación del área protegida, como los derechos territoriales y de uso de la comunidad correspondiente, teniendo en cuenta los usos, costumbres y cultura de los pueblos indígenas.

La Nación transferirá directamente a las autoridades tradicionales indígenas los recursos necesarios para sufragar los costos que les implique la administración de las áreas protegidas traslapadas con los territorios indígenas. Para la administración de dichos recursos las autoridades tradicionales se apoyarán en las estructuras organizativas propias.

Artículo 45. Adiciónese artículo 13 de la Ley 99 de 1993 con el siguiente miembro:
Un (1) representante de la Mesa Regional Amazónica.

Artículo 46. El título V de la presente ley no se aplicará a los pueblos indígenas amazónicos ni a los territorios indígenas de la amazonia.

Artículo transitorio. Artículo 47. En el término de seis (6) meses el Gobierno Nacional deberá asegurar los recursos para que con la coordinación de la Organización de Pueblos Indígenas Amazónicos- OPIAC, los pueblos indígenas estructuren el Sistema Ambiental de la Amazonía Colombiana –SIAAC, que comprende los departamentos de Amazonas, Caquetá, Guaviare, Guainía, Putumayo y Vaupés.

 

 

Compartir