La Paz, convivencia humana y equilibrio con la naturaleza

475

Convoca OPIAC. El Foro Paz y Pueblos Indígenas es un escenario que consolida y ratifica las luchas pacíficas, armónicas y propositivas de los pueblos indígenas, en torno a la paz y la cultura como legado ancestral.

 El Foro Paz y Pueblos Indígenas “por la vida y defensa de nuestros territorios: somos paz desde nuestra Cosmovisión”, inicia el domingo 18 de mayo con un intercambio de saberes culturales y espirituales entre pueblos y un acercamiento conceptual a la Paz, no como la terminación de un prolongado conflicto  sino como una forma ancestral de vida y Pilar de la cosmovisión de los pueblos indígenas. Luego, los días 19 y 20, el ejercicio es compartir estos saberes y experiencias al público y hacer llegar un Mensaje- declaración a la Mesa de diálogo en la ciudad cubana de la Habana, que desarrollan el Gobierno colombiano y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC- EP, en la búsqueda de finiquitar la confrontación armada que ha bañado de sangre al país y ha sembrado odios mezquinos en muchos campos y corazones por más de medio siglo. 

Este intercambio se realizará en el Auditorio Luis Guillermo Vélez, del Congreso de la República, por lo cual invitamos a los comunicadores y periodistas a visibilizar el anhelo conjunto y sentido de los pueblos en su propósito loable de compartir sus saberes de armonía y convivencia pacífica para aportar a la paz social, desde la paz espiritual, cultural y ambiental. Bakatá será anfitriona de honor de unos 200 participantes de los pueblos indígenas de norte a sur de Colombia, entre ellos unos 100 sabedores y autoridades tradicionales, quienes compartirán sus saberes en este Foro, convocados por cuatro (4) de las principales organizaciones indígenas nacionales: Organización de los pueblos indígenas de la Amazonía colombiana, OPIAC (organizadora del Foro), la Confederación Indígena Tayrona, CIT; la Organización Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia- Gobierno Mayor y, Autoridades Indígenas de Colombia, AICO.

El propósito del Foro -apoyado desde la institucionalidad por el Ministerio del Interior- es aportar a la construcción de la Paz y la reconciliación desde la cosmovisión indígena y promover la inclusión de la propuesta de paz con perspectiva de las comunidades en la institucionalidad colombiana y de la agenda de diálogos de la Habana, Cuba y los procesos de alcance de paz venideros.

Para ello han viajado desde distintos territorios unos 150 delegados indígenas, mayoría autoridades espirituales, médicos tradicionales, líderes y abuelos indígenas provenientes de las riberas diáfanas del Guatapurí, el Ranchería y el Badillo (Caribe) inmortalizado en ritmos vallenatos provenientes de instrumentos y ritmos  ancestrales indígenas; otros vendrán de los páramos y lagunas sagradas del territorio Misak y del ancestral territorio U’wa, saliva y Sicuani en la Orinoquia donde los ríos Orinoco, Meta y Manacasias, entre otros, han sido testigos de tristes tonadas que develan atropellos contra los pueblos, pero también del galerón infinito de sus sueños y su pervivencia cultural.

Otros arriban a Bakatá de diversas comunidades que bordean los esplendorosos ríos Apaporis, Igara Paraná, Mirití Paraná, Amazonas, Guaviare, Vaupés, Orteguaza, el Guamuez y el Putumayo en la Amazonía para unirse a delegaciones de Guanía, Nariño y Sierra nevada de Santa Marta y otros gratos visitantes de La Chorrera, Barranco Minas y Nabusimake, así como los taitas y líderes del piedemonte andino de Tolima, Huila, Putumayo y Nariño, entre otros; unos y otros dejaran sus chagras y sus territorios mágicos para contarnos experiencias reales de paz desde sus vidas cotidianas.  

Cabe resaltar que si bien será un evento de trascendencia e incidencia política, estará enfocado al aporte de experiencias de convivencia armónica desde la cultura, la espiritualidad y la cosmovisión indígenas; “la memoria de nuestros pueblos está llena de historias sobre el camino de los ancestros, sobre la lucha que hemos librado para llegar a ser lo que somos. Nos hemos debatido entre seguir el legado de nuestros antepasados y cambiar nuestras tradiciones para afrontar las dificultades y los beneficios que nos trae el presente”, enfatiza un documento preparatorio al Foro, que será publicado previo al día del Foro.

Este documento investigativo hace un recuento de los problemas o conflictos externos derivados de la colonización, que produjeron otros conflictos internos en las comunidades, y en ocasiones entre comunidades de distintos pueblos, pero también estrategias de resistencia con el fin de garantizar la supervivencia y la convivencia pacífica en nuestras comunidades.

También retoma experiencias de participación de los pueblos indígenas en varios Acuerdos de paz, especialmente retoma la historia de Centroamérica marcada por distintas formas de violencia y de guerra durante décadas, particularmente contra pueblos como Miskitos, Sumos, Ramas y Garifonas, habitantes ancestrales de Cabo Camarón, en Honduras, hasta el sur del Río Grande de Matagalpa en Nicaragua; y pueblos de tradición maya asentados ancestralmente en selvas del Petén, Guatemala, donde la población indígena habla 23 idiomas distintos y constituye el 40% del total del país.

El documento referido resalta cómo la experiencia del pueblo maya, es muy relevante porque ellos lograron llevar propuestas al escenario de negociación política que puso fin al conflicto armado, en el cual participaron voluntaria o forzadamente, y en el que desaparecieron más de 430 comunidades, solo para el caso de Guatemala. Los mayas, en 1995, firman el “Acuerdo sobre identidad y derechos de los pueblos indígenas”, fundado en estándares internacionales de derechos humanos, dada la debilidad constitucional y poca estabilidad democrática interna.

En este Foro los pueblos indígenas desde la Amazonía, el piedemonte y altiplano andino, el Pacifico hasta la Sierra Nevada de Santa Marta y el desierto guajiro y, a través de sus autoridades y las 4 organizaciones convocantes que les representan, plantearan y exigirán al Gobierno, Ministerio del Interior en este caso, la participación de los pueblos y que haya un real compromiso del Estado para garantizar el desarrollo de los derechos, la cultura y la Cosmovisión indígena más allá del Foro y las negociaciones en la Habana y; ratificar también el compromiso de las comunidades y pueblos para la conservación y protección de la biodiversidad y los territorios.

Foto: cortesía de GAIA Amazonas para OPIAC

Prensa y Comunicaciones Foro Paz, OPIAC

Compartir