Ivan Duque le Incumple a la Minga del Putumayo

555

EL INCUMPLIMIENTO DEL GOBIERNO NACIONAL PROFUNDIZA EL GENOCIDIO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS AMAZÓNICOS

Mayo 6 de 2019

Siendo mas de 102 Pueblos Indígenas en Colombia, 64 habitamos en los seis departamentos que conforman Amazonía, esto es, Caquetá, Putumayo, Guanía, Vaupés, Amazonas y Guaviare; todos hablantes de la lengua materna, sin duda patrimonio inmaterial de nuestro país.  Encargados de conservar los sistemas de conocimiento tradicional y los  territorios ancestrales milenarios, protegemos 476.000 km2 del pulmón del mundo, un 6,4% del total del bioma Amazónico equivalente al 41,8% del territorio Nacional.

Esas 48 millones de hectáreas que corresponden a la Región Amazónica colombiana, albergan riquezas y ecosistemas, bajo el cuidado de los Pueblos Indígenas, las cuales son determinantes para la humanidad, las futuras generaciones, la mitigación del Cambio Climático de la Madre Tierra y, con ello, el cumplimiento de la apuesta plasmada por los países en los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS. Desconociendo esta ardua labor y su importancia para el planeta, la especie humana y de la biodiversidad, hoy nos enfrentamos a amenazas determinadas por gobiernos neoliberales que han vendido el país y desangrado a la Amazonía motivados por políticas de economía extractiva, megaproyectos y otros intereses determinados por el mercado, en contravía de los sistemas de vida sostenible, el Suma Kawsay y de la vida y pervivencia de los Pueblos Indígenas.

Cortesía Robinson López Coordinador de DDHH y Paz OPIAC

Así las cosas, la MINGA DE RESISTENCIA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PUTUMAYO, ALTA, MEDIA Y BAJA BOTA CAUCANA Y EL CORREGIMIENTO DE JARDINES DE SUCUMBÍOS, denunciay enciende las alarmas sobre el genocidio, etnocidio y amenazas que afrontamos los Pueblos Indígenas Amazónicos y nuestros Territorios; debido a la persistencia de factores que subyacen y se vinculan al conflicto armado, esto es, la minería, la exploración y explotación de hidrocarburos, la deforestación, la ganadería extensiva, los cultivos de uso ilícito; la presencia de grupos armados legales e ilegales; la ausencia total del Estado colombiano y el desconocimiento de estándares, normas y órdenes de carácter nacional e internacionales; las políticas dirigidas a materializar el riesgo de extinción física y cultural que afrontamos y a profundizar el Estado de Cosas Inconstitucional declarado por la Corte Constitucional (Auto 266 de 2017); la ausencia de medidas de protección y amparo de nuestras vidas, identidades culturales y cosmovisiones; el desconocimiento de nuestros derechos a la autonomía, gobierno propio y control territorial; la constante suscripción de acuerdos con el Estado Colombiano que se incumplen sistemáticamente y, la ausencia de garantías para la puesta en marcha del Acuerdo Final en el actual escenario de post acuerdo y con ello la imposibilidad de acceder al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición por el ataque flagrante del gobierno Duque al mismo.

Los impactos culturales, socieconómicos y  ambientales derivados de los eventos previamente relacionados son irreversibles y se suman a las afectaciones desproporcionadas y sistemáticas derivadas del conflicto armado. Las vulneraciones de Derechos Humanos e infracción al Derecho Internacional Humanitario en territorios de la Amazonia Colombiana se recrudece con la violación del Derecho Fundamental a la Consulta Previa y al Consentimiento Previo, Libre e Informado, mediante la adopción de iniciativas administrativas de carácter inconstitucional como la Directiva Presidencial No. 10 de 2013, aplicada por la Dirección de Consulta Previa del Ministerio del Interior, dependencia que de manera perversa viene negando la presencia de las comunidades indígenas en las áreas concesionadas, haciendo nugatorio este derecho fundamental, llevando a las autoridades indígenas a impulsar tediosos y dilatorios trámites burocráticos y facilitando a las empresas avanzar en la implementación de los proyectos, con impunidad y alevosía.


Cortesía Robinson López Coordinador de DDHH y Paz OPIAC

Debido a la profunda crisis que a la fecha afrontamos, resulta deleznable la renuencia al diálogo con la MINGA DE RESISTENCIA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PUTUMAYO, ALTA, MEDIA Y BAJA BOTA CAUCANA Y EL CORREGIMIENTO DE JARDINES DE SUCUMBÍOS y los Pueblos indígenas de la Amazonía Colombiana, en el departamento del Putumayo; que busca avanzar de manera decidida en torno a temas tan serios como la vida misma. Más allá de que el gobierno de turno considere inconveniente reconocer los efectos nocivos de sus políticas económicas de “Fracking”, con el argumento de aumentar el potencial de extracción y de producción petrolera en yacimientos no convencionales a través de esta técnica lesiva ya prohibida en varios países del mundo; los Pueblos Indígenas le decimos NO y, específicamente rechazamos la entrega de mas de 12 Bloques petroleros ubicados en la Cuenca  Caguan – Putumayo a la Multinacional Amerisur, traslapadas parcialmente con nuestros territorios ancestrales.

Demandamos la adopción de políticas públicas efectivas tendientes a reducir la brecha de la desigualdad socieconómica y la discriminación racial sufrida por los Pueblos Indígenas de la Amazonía; mediante la implementación y cumplimiento de lo acordado en la Consulta Previa del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 – “Pacto por Colombia”, motivando la puesta en marcha del “Pacto Amazónico” incluido en el mismo; por medio del cual se busca  atender  las problemáticas y necesidades  que aquejan  a los pueblos indígenas de esta región  del país.

Los Pueblos Indígenas Amazónicos le decimos al Presidente Iván Duque y sus Ministros, que no somos la gran despensa para el extractivismo y el banco para financiar la corrupción y la guerra en Colombia; nuestra valoración debe trascender al reconocimiento de los valiosísimos servicios ecosistemicos que diariamente prestados y a la preservación de la sabiduría y los conocimientos tradicionales de los 64 Pueblos indígenas Milenarios habitantes de la Amazonía Colombiana, patrimonio inmaterial de toda la humanidad.


Cortesía Robinson López Coordinador de DDHH y Paz OPIAC

Por los argumentos previamente presentamos, denunciamos ante la Comunidad nacional e  internacional y organismos de derechos humanos, la discriminación y abandonó total por parte del Estado, la criminalización y asesinato de nuestros líderes(as), autoridades, defensores e integrantes de nuestros Pueblos Indígenas, así como el trato excluyente y represivo en contra de la MINGA DE RESISTENCIA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PUTUMAYO, ALTA, MEDIA Y BAJA BOTA CAUCANA Y EL CORREGIMIENTO DE JARDINES DE SUCUMBÍOS en la que participan mas de 65.000 comuneros integrantes de los pueblos Indigenas: Misak, Inga, Kamentsa, Pijao, Cofan, Awa, Embera, Murui, kichwa, Siona, pastos, Coreguaje, Yanacona y Quiyasinga quienes nos declaramos en sesión permanente hace más 30 días, en zonas estratégicos del departamento.

Llamamos la atención de la comunidad internacional con relación a la actuación omisiva de la Defensora del Pueblo en cabeza del Doctor CARLOS ALFONSO NEGRET MOSQUERA  y su oficina delegada para indígenas del nivel central y de la Procuraduría General de la Nación y sus oficinas encargadas, quienes contrario a fungir como garantes nuestros garantes, actúan de manera pasiva y silente, al punto que no conocer acciones concretas, reales y contundentes en favor de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana en cabeza de dicha entidad, negándose a acompañar a la Minga.

Por último hacemos un llamado al Presidente Iván Duque y a sus Ministros para que hagan presencia y dialoguen con la MINGA DE RESISTENCIA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PUTUMAYO, ALTA, MEDIA Y BAJA BOTA CAUCANA Y EL CORREGIMIENTO DE JARDINES DE SUCUMBÍOS, buscando resolver de fondo el pliego de peticiones presentado, transformado sustantivamente las cruentas realidades denunciadas.  De lo contrario, responsabilizamos Al Gobierno Nacional en Cabeza del Presidente Iván Duque por todas las afectaciones que puedan sufrir los líderes políticos y espirituales, la guardia indígena y los participantes de la Minga de Resistencia de los 14 Pueblos Indígenas del Putumayo.

ORGANIZACIÓN NACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE LA AMAZONÍA COLOMBIANA- OPIAC

Pronunciamiento por parte de Derechos Humanos y Opiac, frente a incumplimiento del Gobierno Nacional

Compartir