FORTALECER LA GOBERNANZA TERRITORIAL, PRIORIDAD PARA LOS PUEBLOS DE LA AMAZONÍA

0
30

La organización COICA y sus filiales implementan la propuesta REDD Indígena Amazónica, a través de proyectos pilotos. En Colombia la OPIAC eligió el resguardo CMARI, representativo de otros resguardos en la Amazonía con mínima deforestación, como explica Chris Van Dam, de Forest Trends.

En su visita a nuestra organización OPIAC, Chris Van Dam, de la organización internacional Forest Trends, reitero la urgencia de apoyar comunidades como la del resguardo indígena de la Cuenca Media y Alta del río Inírida, CMARI, elegido por la OPIAC para implementar la propuesta de REDD Indígena Amazónica (RIA), la propuesta dela COICA para reducir la deforestación y la degradación forestal y así mitigar los efectos del cambio climático, en el marco del respeto a los derechos indígenas.

Cabe recordar que los efectos del Cambio Climático son generados por el calentamiento global, a su vez causado por las acciones humanas indiscriminadas de industrialización y contaminación.

En dialogó con la OPIAC, Van Dam[1] enfatizó que en Colombia no son pocos los resguardos que han logrado conservar sus bosques y presentan una mínima deforestación en sus territorios, y que estos también debe poder beneficiarse del mecanismo de REDD+[2] y otros establecidos enla Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (1992) y, por tanto los gobiernos de países como Colombia, Perú y Brasil, entre otros, no deben limitar los programas de apoyo e intervención solo a comunidades con altos índices de deforestación y degradación del bosque nativo y el hábitat en sus territorios.

OPIAC Comunicaciones, ¿En qué cosiste el modelo CMARI?

Chris Van Dam. Hace ya algunos años la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica, COICA (de la cual es filial OPIAC), viene planteando alternativas a REDD+, esquema de reducciones de emisiones por deforestación y degradación forestal: la COICA lo ha llamado REDD Indígena Amazónica, RIA (y últimamente lo llama REDD más allá del carbono y más allá del mercado) ***.

En este sentido, COICA ha ido implementando la propuesta de REDD Indígena Amazónica, RIA, a través de proyectos demostrativos (pilotos) en cinco países, uno de los cuales es Colombia, donde se eligió el resguardo CMARI (Cuenca Alta y Media del Río Inírida). Este resguardo indígena elegido por OPIAC para trabajarlo en el marco del RIA tiene algunas particularidades; la primera es que es un territorio muy extenso, tiene cerca de 2.7 millones de hectáreas que lo hace el tercer resguardo más importante de Colombia y posiblemente de América Latina en términos de superficie: equivale en extensión a un país como Bélgica. Y sin embargo en población no supera los 2000 habitantes, eso hace que en principio para las 17 comunidades que viven allí sea difícil asegurar el control y la vigilancia del territorio, un territorio muy vasto con pocas vías de comunicación (excepto las fluviales, como sabemos).

Otra de las particularidades del Resguardo CMARI es que la deforestación ha sido mínima y al ser tan ínfima, aparentemente es de menor interés para poder aplicar a estos mecanismos de REDD+ porque no hay mucha deforestación por reducir, ‘sino puedo reducir deforestación -se dice- no puedo disminuir o mitigar las emisiones y por tanto su contribución a la reducción del cambio climático es menor, no es un muy buen ejemplo y por tanto no clasifica bien para recibir los beneficios de REDD+’. Para nosotros eso es injusto; me explico, si hay una muy baja deforestación allí es porque quienes han habitado en este territorio ancestralmente han logrado conservar el bosque; entonces hoy se estaría premiando con incentivos financieros aquellas áreas donde ha habido mucha deforestación y quienes han conservado sus bosques históricamente, entonces ¿no tendrían este beneficio?.

Pareciera entonces que habría que esperar a que haya una significativa deforestación para intervenir y apoyar ese territorio; eso para nosotros es ridículo y al contrario pensamos que el apoyo a las autoridades y comunidades como las de CMARI, se debe y se tiene que dar ahora, para que justamente puedan hacer una buena gobernanza para que puedan seguir ejerciendo el control y la vigilancia sobre su territorio de forma adecuada, para que puedan hacer frente a las amenazas de colonización y otras, y también para que puedan mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Porque, esa es otra cosa que está en juego, hoy tenemos unas 2000 personas, ¿cuáles serían las implicancias, las consecuencias si esas familias decidieran migrar? ¿Qué pasaría si ese territorio fuera cada vez más deshabitado, quien ejercería el control para evitar el ingreso de quienes tienen otros intereses económicos?

Sabemos que si en la ciudad hay mejores condiciones de salud, empleo, comunicación, energía eléctrica, vivienda o de educación, entonces uno puede pensar que esas familias, ante la falta de oportunidades, sobre todo los jóvenes decidan migrar; y todos sabemos que la migración es un viaje de ida… por ello tenemos que sensibilizar tanto al gobierno como a la comunidad internacional sobre la importancia de apoyar hoy a comunidades o territorios indígenas como las de CMARI.

OPIAC Comunicaciones, ¿Entonces, CMARI es un referente para otros territorios?

Chris Van Dam. Hablar del resguardo de la Cuenca Media y Alta del río Inírida, es hablar del modelo CMARI porque ese resguardo es representativo de muchos resguardos en la Amazonía colombiana que tienen una mínima deforestación y hoy, aparentemente, no califican para REDD+, por tanto no reciben apoyo de estos mecanismos fundados en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (y que precisamente en 1992 estableció la Conferencia de las Partes -COP- como escenario a realizarse cada año)[3]. A pesar de que el párrafo 70 de los Acuerdos de la COP de Cancún justamente contempla que territorios con un importante stock de carbono (en sus bosques), puedan beneficiarse de REDD+

Entonces lo que proponemos es: por un lado convencer al gobierno de tener un subprograma para este tipo de resguardos, que pueden ser en el marco de los programas que tiene el país a través del gobierno colombiano como la “Estrategia Visión Amazonía 2020”[4] o el Programa Visión Amazonía; de otra parte queremos llegar a la COP20, darle visibilidad a esta situación y; también vamos a recoger (a través de OPIAC) las demandas, los intereses y las ideas de las comunidades de CMARI y de sus autoridades para plasmarlas en un documento que nos diga: cuáles son las formas de gobernanza territorial que quieren los pueblos Puinave y Curripaco para su resguardo, cómo hacer de forma eficiente el control y vigilancia del territorio, cómo enfrentar las amenazas, qué proyectos productivos a implementar -pueden ser de economía familiar-, cómo fortalecer la cultura y las formas de vida y, cómo mejorar la infraestructura para que la gente viva en mejores condiciones de vida.

OPIAC Comunicaciones, ¿Cómo apoya Forest Trends a CMARI?

Chris Van Dam. Forest Trends lidera un consorcio de 9 instituciones y organizaciones, entre los cuales está COICA, y en ese marco estamos junto con COICA y el proyecto ICCO-COICA apoyamos CMARI para el caso de Colombia; también apoyamos el RIA de Brasil que es el territorio de Igarapé Lourdes en Rondonia y otras acciones dela COICA

Algunos argumentos que implican la protección territorial CMARI

Según datos suministrados por Forest Trends, los pueblos indígenas dela Amazonía son dueños de 210 millones de hectáreas, y han demostrado tener una gran capacidad para conservar sus bosques, contribuyendo eficazmente a mitigar el Cambio Climático: la tasa de deforestación en su territorio es de 0,2%, incluso menor al de áreas protegidas (1.4%), y muchísimo menor que la deforestación en el resto de Amazonía, que no es habitada por comunidades indígenas.

Pero estas comunidades protectoras como CMARI, señalan la COICA y Forest Trends, enfrentan varias amenazas sobre sus territorios como la presencia de colonos cocaleros, la minería artesanal aurífera[5] -que puede aumentar si no se establecen mecanismos de control y vigilancia- la usencia del Estado en cuanto a garantizar servicios básicos de salud, educación, suministro de agua potable, infraestructura y servicios de electrificación; así como la incapacidad institucional de monitorear y controlar esas amenazas.

*** El REDD Indígena de la Amazonía

El RIA, propuesta de REDD Indígena Amazónica de la COICA, tiene los siguientes postulados: a) La seguridad y consolidación del derecho a la Territorialidad Integral y Colectiva como Pueblos, como condición, salvaguarda temprana e indicador sobre el cumplimiento de objetivos de REDD+; b) Manejo/Gestión Integral/Holístico de los territorios y bosques indígenas, integrando en el mismo plan y acción, la mitigación-adaptación-resiliencia; el cambio climático y la biodiversidad; c) Sistema de compensaciones/beneficios a través de mecanismos públicos, controlados por la sociedad civil y pueblos indígenas, con regulaciones y sanciones a los piratas del carbono; d) Planes consecuentes, para la reducción de motores directos e indirectos de deforestación (hidrocarburos, minería, represas, colonización, agroindustrias) que amenazan también a los pueblos y; e) Exigencia y condición de reducción efectiva de Gases de efecto Invernadero en el mundo, y en las eventuales contrapartes que busquen concertar con los proyectos de RIA.

___________________________________________________________________________________

1] Chris es coordinador del Componente de Comunidades y Gobernanza Territorial del Consorcio de apoyo a pueblos indígenas, comunidades locales y bosques, Consorcio liderado por Forest Trends.

[2] Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques (REDD+); este mecanismo busca entre otras cosas reconocer el valor ecosistémico de los bosques para almacenar y proteger los territorios donde se generan prácticas de degradación y deforestación; así como mitigar su auge para disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

[3] En la página de diplomacia del gobierno francés encontramos esta minuciosa explicación: “La Conferencia de las Partes, instaurada al adoptarse la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, es el órgano supremo de la Convención y está compuesto por todas las Partes, los 195 países que la han ratificado. La COP se reúne cada año para hacer un balance sobre la aplicación de la Convención, adoptar decisiones destinadas a mejorar las reglas y negociar nuevos compromisos”. http://www.diplomatie.gouv.fr/es/asuntos-globales/desarrollo-sostenible-683/cambio-climatico/presentacion-de-la-negociacion/article/la-conferencia-de-las-partes-cop

[4]La Estrategia la lidera el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con apoyo de Parques Nacionales Naturales de Colombia, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales y, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas, SINCHI. Los principales objetivos son a) cumplir con la meta dela Convención de Cambio Climático de reducir a cero la deforestación en Amazonía para 2020 y; b) obtener apoyo de cooperación para generar un modelo de desarrollo “sostenible” y bajo en emisiones de carbono.

[5]Guainía fue declarada por el gobierno colombiano como zona de reserva minera estratégica del país, pero hasta ahora ninguna concesión minera ha sido otorgada sobre el territorio del resguardo CMARI, de ocurrir sería aún más vulnerable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here