Faltan garantías jurídicas en la explotación minera

682

Aunque la normatividad minera del país, poco tiene en cuenta los pueblos, es importante para la dirigencia de la Amazonía, que la base conozca la norma en temas indígenas; que el gobierno vislumbre el panorama minero, para que cuando los pueblos sean consultados, puedan plantear la reforma al código de minas con una mirada indígena a desarrollar en sus territorios.

La lucha indígena en la Amazonía, a través de su dirigencia ha generado alternativas de conocimiento en relación al tema minero energético, especialmente sobre la normatividad de éste. Desde el 2012, tras la propuesta de la facilitación de información minera a la población indígena solicitada al gobierno nacional, por parte de Henry Cabría Medina, presidente de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana -OPIAC- se han venido estableciendo foros mineros en departamentos Amazónicos.

Atendiendo la solicitud y con aras de fortalecer los pueblos indígenas en materia normativa, el año pasado el Ministerio de Minas, en compañía de la OPIAC, realizó foros mineros en los 6 departamentos Amazónicos. Proceso retomado éste año en los departamentos de Caquetá y Putumayo, teniendo previsto continuar próximamente en San José del Guaviare, Guainía, Amazonas y Vaupés. 

Sin embargo, la preocupación de los pueblos indígenas, donde se han desarrollado foros mineros, es la falta de garantías en la norma para la protección de sus territorios y cosmovisión. Según el responsable del tema por la OPIAC, Levy Andoke “no existe normatividad que pueda vetar la no explotación de los recursos”.

Por otra parte, el Ministerio ha manifestado en algunos escenarios, que el documento base para la modificación del código de minas estará terminado posiblemente a finales del mes de septiembre, lo que significa que antes o al termino del proceso de los foros, se empieza la consulta al código minero en la Amazonía colombiana. Consulta que define la actividad minera a seguir, por ello los pueblos indígenas esperan incluir los insumos y aportes en la propuesta a la reforma del código de minas, expresados por la base desde sus territorios. 

“Nosotros hemos discutido en el seno de la OPIAC, éste tema, creemos que debemos decirle no, a la minería, pero la otra realidad es que parte de los territorios indígenas de la región amazónica están solicitados y no existe una ley que pueda vetar esos procesos de solicitudes. Queremos apostarle y sentarnos para poder hacer un acuerdo que nos permita tomar una posición, que puede ser si, o puede ser no”. Concluyó Andoke.

Conocer las dinámicas internas de la reforma al código minero, implica la revisión de los planteamientos, discusiones, acercamientos y debates generados en el marco de la reforma al código, por las propias intenciones que tiene cada departamento, por ejemplo Vaupés en el primer foro manifestó que se oponían a la minería, Guainía está entre si y no, mientras Amazonas tiene un no, rotundo.

Es importante resaltar que los procesos de colonización en la Amazonía, han implicado pérdida cultural, del territorio, destrucción de los recursos naturales, entre otros; la falta de planificación ha modificado las actividades tradicionales, sin embargo la lucha por los derechos, fundada en la constitución y el convenio 169 de la OIT, establece el deber de consultar con los pueblos indígenas las leyes y proyectos que los afectan; normas que de alguna manera han servido para desacelerar proyectos y leyes que son una amenaza al medio ambiente y la cultura de los pueblos indígenas no solo de la Amazonía sino de Colombia entera.

De todas formas, para la pervivencia de los pueblos Amazónicos en el ejercicio del desarrollo de la locomotora minera impulsada por el gobierno y la empresa privada, es importante el compromiso que éstos adquieran con el ambiente y por ende con los indígenas de la región. La explotación minera debe establecer garantías jurídicas, sociales y ambientales que no representen un peligro para los pueblos indígenas y sociedad en general.

Compartir