Declaratoria de la COICA en apoyo a la convocatoria Minga Nacional por la Vida en Colombia

162

Delegación de Coica y Opiac, motivando la participación a la Minga en el departamento del Putumayo.

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) y sus organizaciones miembros de los nueve países de la cuenca amazónica reunidos en la ciudad de Quito Ecuador, a través de sus representantes en el ConsejoDirectivo de COICA CDC 82018 – 2022), acuerdan emitir la presente declaratoria.

Viendo la COICA la instancia que representa a los pueblos indígenas de los 9 países de la Cuenca Amazónica, para la defensa de los derechos y territorio de los 505 pueblos indígenas, y más de 66 pueblos en aislamiento voluntario y contacto inicial, que perviven en miles de comunidades de forma ancestral en la Amazonía, con una diversidad cultural única, basada en una relación holística con su territorio.


Los derechos de los pueblos indígenas amazónicos siguen siendo transgredidos año tras año, no solo por empresas y actividades extractivas legales o ilegales, sino también por los propios estados que, siendo los llamados a precautelar la vida y existencia de los pueblos y sus territorios, hacen lo contrario al implementar políticas extractivistas que mira la Amazonía sin valorar su riqueza natural y cultural para los propios países y para todo el planeta; y que, por denunciar ante la opinión pública, estos hechos, los líderes y lideresas de las organizaciones indígenas sufren presiones, persecución, criminalización y muerte.

El derecho de los pueblos indígenas a mantener y fortalecer sus culturas, formas de vida e instituciones propias, su derecho a participar de manera efectiva en las decisiones que les afectan, y demás derechos que han sido contemplados en tratados internacionales, no se cumplen de forma efectiva. Notando además que dichos tratados no han sido ratificados por todos los países de la Cuenca Amazónica, pues el convenio 169 de la OIT no ha sido ratificado por 3 de los 9 países enmarcados en la COICA.

Compartir