Mujer, Juventud, Niñez y Familia

Mitú - Vaupés
Pueblo: Cubeo
Politóloga - Universidad Nacional de Colombia

Enviar un correo electrónico. Todos los campos con * son obligatorios.

En el marco de la visita de la Representante Especial del Secretario General en Violencia Sexual de la ONU, Dr. Zainab Hawa Bangura, en Conflicto llevada a cabo el pasado 2 de marzo, se convocó a diferentes organizaciones de la sociedad civil, entre ellas la OPIAC, con el objetivo de visibilizar la situación, obstáculos y desafíos jurídicos y políticos en la lucha contra la violencia sexual del conflicto armado en Colombia.

Para este espacio, la Coordinación de Mujer, Niñez y Familia de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana, OPIAC, fue invitada para socializar el trabajo realizado en esta materia, así como las recomendaciones y peticiones especiales de la Secretaría en Violencia Sexual de la ONU, que han surgido desde las propias iniciativas de las mujeres indígenas de la Amazonía colombiana.

Dentro de las grandes preocupaciones que manifestaron las cerca de 15 organizaciones sociales asistentes se  hizo énfasis en los siguientes puntos:

• En el debate actual y futuro sobre justicia transicional, la violencia sexual en el marco del conflicto debe ser un tema central en el que las partes deben reconocer su responsabilidad.
• Se ve con preocupación el hecho de que a pesar de la existencia de un bagaje jurídico que reconoce la importancia de la Violencia y de la garantía de los derechos de las mujeres víctimas, la institucionalidad colombiana no tiene voluntad política para hacer efectiva su implementación.
• Es necesario  que se construya y se desarrolle una política con una ruta que articule el enfoque diferencial étnico con el enfoque de género, en miras a garantizar una reparación y sanación integral, además de la generación de las condiciones para la no repetición.
• Los procesos extractivistas tanto legales como ilegales, son un gran factor de riesgo para las mujeres en los territorios.
• Es urgente la desmilitarización de los territorios indígenas, así como es necesario que el Estado colombiano en cabeza de la Cancillería, intervenga en los territorios fronterizos para garantizar los derechos de las mujeres. En este contexto, el Estado debe reconocerse como responsable e implementar una política integral de prevención y reparación.


• La reforma que se viene discutiendo en el Congreso de la República sobre el Fuero Penal Militar, debe ser materia de debate tanto para la sociedad colombiana como la sociedad internacional, para que los delitos que violan el D.I.H incluida la violencia sexual como arma de guerra, no goce de impunidad ni esté cobijada con seguridad jurídica.

Luego de las recomendaciones realizadas la Representante, Hawa Bangura, reiteró la importancia de superar los sub-registros, de reconocer y superar los factores de vulnerabilidad que ponen en riesgo mayor a mujeres y grupos minoritarios e históricamente excluidos, de revisar la legislación vigente  y ponerla a disposición de las mujeres, así como mejorar la articulación interinstitucional para evitar acciones con daño.

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana – OPIAC es una institución de derecho público de carácter especial indígena sin animo de lucro la cual ejerce una representación política de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana ante instituciones de orden Nacional e Internacional; su objetivo principal es velar para que todos los derechos colectivos e individuales de sus afiliados sean respetados y reconocidos por todos los actores en Colombiana.