COMUNICADO OPIAC- ASOCRIGUA- DETENCIÓN 8 INDÍGENAS GUAINÍA POR LA GUARDIA VENEZOLANA

674

Pronunciamiento OPIAC y ASOCRIGUA, detención de 8 indígenas por parte de la Guardia Venezolana. Indígenas denuncian atropellos en su contra, la OPIAC visita Inírida. 

La Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana, OPIAC, y su filial de base la Asociación del Consejo Regional Indígena del Guainía, ASOCRIGUA, denuncian la detención en condiciones de indefensión de 8 indígenas colombianos por parte de la Guardia venezolana en el departamento de Guainía; 7 de ellos fueron detenidos, ultrajados y agredidos el pasado 30 de abril y el último de ellos fue encarcelado el pasado 10 de mayo.

 

Los hechos fueron denunciados por las comunidades indígenas del resguardo Atabapo, quienes informaron que en Cacahual, corregimiento de Inírida- capital del departamento de Guainía (zona aledaña a Caño Sapo, afluente del río Atabapo, jurisdicción colombiana, frontera con Venezuela), la Guardia Nacional del vecino país llegó al lugar atropellando los habitantes, mayoría indígenas dedicados a actividades de minería artesanal, a quienes, chantajean pidiéndoles plata para realizar sus actividades de subsistencia.

El presidente de la OPIAC, Henry Cabria Medina, por su parte viajó a Inírida para ponerse al frente de la situación y pudo establecer que son 8 los indígenas retenidos por parte de la Guardia Venezolana además pudo recoger evidencias de lo sucedido en la región y, en las cuales se sustenta este informe con propósito de denunciar y dar a conocer estos hechos a la opinión pública, a la institucionalidad, a los medios de comunicación y, a la Comunidad internacional.

Así lo prueban varios de los testimonios recogidos por la Defensoría del Pueblo Regional del Guainía, en su reciente informe, en uno de ellos se denuncia que: la Guardia venezolana cobra porque nosotros trabajamos en los caños de Colombia, si no pagamos no nos dejan pasar ni lanchas ni combustible ni comida de Inírida hacia Cacahual y sus alrededores; si uno no les da por lo menos gasolina y víveres le quitan celulares, joyas y demás enceres o elementos que uno lleve…

Otro aparte del informe señala que el último hecho, refiriéndose al 30 de abril, ocurrido en la zona, es la detención de 7 colombianos y la incautación de la Balsa con todos los equipos para el trabajo de minería. El 10 de mayo se registró una nueva incursión de la Guardia de Venezuela, según la Defensoría, que recibió informe del corregidor de Cacahual, el señor José Domingo Arana, quien indicó que unos 15 miembros de la guardia venezolana en dos embarcaciones militares, habían ingresado a la comunidad mencionada, disparando sus armas; en el acto detuvieron un indígena y se llevaron una voladora de aluminio, un motor 40HP, una planta eléctrica y otros elementos. El corregidor denunció atropellos contra la comunidad e informó que hizo presencia en la zona donde ocurrieron los hechos y luego de reportarlos, los militares le obligaron a apagar su celular y retuvieron su barquero.

La OPIAC estableció y así lo reitera el comunicado de ASOCRIGUA, que las comunidades del resguardo Atabapo han recibido constantes atropellos; “la Guardia venezolana ingreso encapuchada y maltrató a varios miembros de la comunidad, entre ellos al indígena del pueblo Baniva, Uriel Gonzalo Cruz Guajo, quien fue ultrajado y, luego quemado y golpeado su cara y cuerpo delante de su familia y comunidad. De él se sabe que está en prisión en San Fernando de Atabapo, un municipio venezolano del estado de Amazonas, pues una vez la intervención de la Marina colombiana, para evitar mayores altercados con la Guardia Nacional venezolana, el joven Uriel no pudo ser rescatado. Los otros indígenas detenidos anteriormente, según el informe de la Defensoría regional, la Cónsul colombiana en San Fernando de Atabapo, Dra. Liliana Guio García, indicó que efectivamente las personas mencionadas se encontraban presas en el destacamento 94 de la Guardia Nacional de ese municipio venezolano, donde los visitó y que luego el 1ro de mayo habían sido trasladados a Puerto Ayacucho, y que el consulado se haría cargo de la situación.

De otra parte la Defensoría en su informe solicita apoyo a la Cancillería colombiana para indagar la suerte de estos ciudadanos colombianos detenidos en Venezuela y resolver así su situación, especialmente prevenir la vulneración de sus derechos fundamentales. También las comunidades indígenas y sus organizaciones representativas, en este caso la OPIAC y ASOCRIGUA, exigen a las autoridades venezolanas, el regreso oportuno de los detenidos y respetar sus derechos fundamentales, pues según testimonios desde su sitio de reclusión, los indígenas presos habrían sido golpeados y agredidos.

El siguiente testimonio consignado en el informe de la Defensoría, da cuenta de la forma en que nuestros hermanos indígenas han sido agredidos, incluso antes de ser retenidos por la Guardia del vecino país: “los civiles estamos agradecidos con las autoridades colombianas por al apoyo que nos prestaron ya que pudimos haber salido de allí maltratados o muertos. Pedimos que se nos devuelvan las cosas robadas y nos devuelvan al muchacho que tienen secuestrado allí, entre más rápido mejor…” Por su parte la Mamá del indígena detenido en San Fernando de Atabapo, manifiesta que su hijo fue agredido y que los ‘captores’ amenazan retenerlo hasta pagar dinero por su rescate.

Las comunidades, por su parte, exigen más presencia militar e institucional en esta zona de frontera por parte del Estado colombiano. Los hechos denunciados fueron corroborados por el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora y varios artículos de prensa entre ellos Colprensa[1]. En éstos las comunidades denuncian, entre otras incursiones y agresiones, que como el caso reciente, donde las fuerzas militares venezolanas se llevaron 2 embarcaciones con enseres, alimentos y equipos de trabajo, 2 plantas de energía, 2 motores para ‘lanchas voladoras’, 4 tambores de ACPM, 3 de gasolina, incluso objetos personales como joyas, relojes y dinero en efectivo.

En este sentido la OPIAC y ASOCRIGUA, rechazan las acciones de un gobierno como el de Venezuela que se profesa ser socialista, las cuales violan los Derechos Humanos de estas comunidades y el Derecho Internacional, que estipula convenios como el 169 de la OIT y otros tratados que emanan la obligación ineludible por parte de Estados miembros (como Colombia y Venezuela) de proteger, respetar y garantizar la vida, la autodeterminación, la integridad y los derechos de los pueblos indígenas. “Instamos a las entidades y organismos competentes a pronunciarse y tomar las medidas necesarias para proteger los derechos de las comunidades indígenas”, reiteran.

Además las organizaciones indígenas señalan que existe una presión sobre la población indígena que transita la zona: “la guarida venezolana instala retenes ilegales mediante los cuales extorsionan a quienes cotidianamente pasan por allí, quitándoles insumos, recursos, materiales y alimentos, entre otros, tal como lo reitera también el informe de la Defensoría del Pueblo. La Defensoría reitera intensas y constantes agresiones por parte de la guardia Venezolana, y reticencia al diálogo, incluso amenazando al defensor delegado, a miembros de la armada colombiana y varios civiles miembros de la comisión de verificación que viajó a la zona en cabeza del Ministerio Público

La Cancillería Colombiana también informó que ya está tratando el asunto y en sus manos está llevarlo a buenos términos, mientras que el ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, señaló que su gobierno asumió el caso y que todo lo pertinente a la situación se hará de forma diplomática con Colombia.

En este sentido la OPIAC hace un llamado al Comité Interinstitucional Binacional para que se convoque y se realice de manera urgente, dada la gravedad del caso y la persistencia de agresión, una reunión de carácter interinstitucional -binacional con altos mandos militares de los dos países y funcionarios de la Cancillería, como demás instituciones competentes: ministerios de gobierno o del Interior, caso de Colombia, así como entidades de Estado como la Defensoría del Pueblo y otras del Ministerio Público de Colombia y Venezuela.

Algunas Notas de prensa relacionadas con este caso:

Venezuela trata por la vía diplomática denuncia de incursión militar:

http://www.prensa.com/uhora/mundo/denuncia-incursion-ejercito-venezuela-territorio-colombia-indigenas/176568

Venezuela ‘trata diplomáticamente’ con Colombia denuncia de incursión:

http://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12791860.html

Colombia denunció incursión de Guardia venezolana en frontera:

http://eltiempo.com.ve/mundo/conflicto/colombia-denuncio-incursion-de-guardia-venezolana-en-frontera/89956

[1]http://www.elcolombiano.com/bancoconocimiento/d/denuncian_abusos_de_la_guardia_venezolana_contra_indigenas_colombianos/denuncian_abusos_de_la_guardia_venezolana_contra_indigenas_colombianos.asp

Compartir