Comisión de Derechos Humanos Pueblos Indígenas, condena asesinato de comunero Nasa

471

La  Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, manifiesta su rechazo e indignación por el  asesinato con arma de fuego de Siberston Guillermo Pavi, ocurrido en el norte del Cauca el pasado 10 de abril, en el cumplimiento de los mandatos comunitarios frente a la liberación de la Madre Tierra.

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA
COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS (Decreto 1396 de 1996)
BOGOTÁ.D.C. ABRIL 11 DE 2015

La  Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, expresamos nuestro rechazo e indignación por el  asesinato con arma de fuego del hermano indígena SIBERSTON GUILLERMO PAVI RAMOS, en hechos ocurridos en los resguardos indígenas de Corinto y Huellas –Caloto-, el pasado 10 de abril del año en curso alrededor de las 3:30 pm. El hecho sucedió en cumplimiento de los mandatos comunitarios frente a la liberación de la Madre Tierra.

La familia del hermano SIBERSTON GUILLERMO PAVI RAMOS, ya había sido golpeada por hechos de violencia, cuando en el año 2000 su padre GUILLERMO PAVI, fue asesinado por las FARC. SIBERSTON GUILLERMO había sido un defensor de los derechos de su pueblo, en período 2006 al 2008 hizo parte de la Guardia Indígena, y luego se integro al Movimiento Juvenil Álvaro Ulcue. Deja a su compañera y a un bebe de 8 meses.

Rechazamos que dentro del proceso de liberación de la Madre Tierra, las fuerzas militares estigmaticen a los comuneros indígenas de guerrilleros, terroristas e invasores y que se les esté disparando. Preocupa de sobremanera que estos hechos se den en el marco de la construcción de Paz que el gobierno nacional pregona con ímpetu y que desde el mes de febrero del año en curso se ha venido denunciando.

Más de 130 hermanos indígenas han resultado lesionados por la Fuerza Pública en el proceso de liberación de la Madre Tierra en el predio La Emperatriz, Caloto. En el proceso de liberación de la Madre Tierra, las comunidades indígenas están sembrando en las haciendas La Emperatriz y las haciendas en Corinto, liberándola de monocultivos que contaminan y destruyen la tierra.

La comunidad ha decidido sembrar pero no pueden trabajar con tranquilidad porque son asediados por el Esmad quienes rodean la hacienda y mientras los mayores están trabajando otros cuidan para que no se agredan a los que se encuentran cultivando.

Por lo anterior, solicitamos del  Gobierno Nacional y a los entes de control e investigación el inmediato esclarecimiento de los hechos y el castigo para los autores de este asesinato y que cesen todo tipo de agresiones, victimización, amenazas, señalamiento y estigmatizaciones a los líderes, lideresas,  autoridades y comunidades de los Pueblos Indígenas del  Norte del Cauca.

Fotos: http://www.nasaacin.org
Lea más información relacionada

 

Compartir